Las Provincias

Ava Gardner. :: R. C.
Ava Gardner. :: R. C.

Ava Gardner y el esplendor de las cafeterías Nebraska

  • Los locales, todo un símbolo de la modernidad en el Madrid de los años 50, han echado el cierre

Duro golpe para los nostálgicos. Tardarán en reponerse a tan emblemática pérdida. Porque las cafeterías Nebraska, todo un símbolo de modernidad en el Madrid de los años 50 han echado el cierre. La 'americanización' que vivió la capital en esa década trajo consigo locales acorde con los gustos de los muchos productores del otro lado del océano, que descubrieron las ventajas de rodar en España. Viajar con todo el equipo de actores resultaba más económico que hacer la película en su país. Empezaron a llegar estrellas de Hollywood y a los españoles casi les da un pasmo cuando vieron aterrizar a Ava Gardner en una España de miseria y dictadura. En 1951 rodó su primera película en tierras ibéricas, 'Pandora y el holandés errante', y tanto le gustó el país, su gastronomía y su cultura taurina que se quedó a vivir entre 1955 y 1968. Las cafeterías Nebraska la echaron de menos a su regreso a EE UU, tanto como el público madrileño extrañará a partir de ahora los desayunos, cañas, bocadillos, tortitas y hamburguesas de un sitio único.