Las Provincias

Despedido el juez que investigó a la mujer de Frank de la Jungla

Frank Cuesta  sostiene un cartel en apoyo a su exmujer
Frank Cuesta sostiene un cartel en apoyo a su exmujer / R.C.
  • Siete cargos judiciales del país han sido imputados por corrupción en fianzas de imputados en tráfico de drogas, entre otros

  • La ex esposa del aventurero leonés se encuentra en prisión en Tailandia por posesión de drogas

Pese a que Frank Cuesta anunció la semana pasada que no seguiría dedicando entradas de sus perfiles al «caso Yuyee», un hecho sorprendente le ha hecho volver a escribir sobre el encarcelamiento de su exmujer, Yuyee. Y es que, tal y como han desvelado medios tailandeses, siete jueces del país, entre los que se encuentra el encargado del caso de la exmujer de «Frank de la Jungla», están siendo investigados por corrupción y cuatro de ellos han sido despedidos.

«Básicamente han pillado a más de una decena de jueces corruptos que hacían y deshacían dependiendo de cuánto se les pagase. Qué casualidad que uno de ellos le tocase a Yuyee...», comentó Frank Cuesta en una nueva entrada de su Facebook.

La noticia ha sido desvelada por Veera Prateepchaiklu, exdirector del medio «Bangkok Post» en un artículo en el que denuncia el desencanto del pueblo de su país con la justicia. «Según la agencia de noticias Isra, los siete jueces superiores fueron declarados culpables por el comité judicial de violar las normas respecto a la fianza de acusados de violación y tráfico de drogas», declara el periodista.

De hecho, un asunto relacionado con el tráfico de drogas es el que mantiene a Yuyee, la exesposa de Frank Cuesta, en la cárcel desde hace más de dos meses. La joven fue acusada de poseer 0,005 miligramos de droga en un control de aeropuerto. Más tarde, denunció Frank Cuesta en las redes sociales, esta cantidad se convirtió en 0,002 gramos en el juicio y no adjuntaron la prueba de orina que suele incluirse en este tipo de acusaciones.

Desde que su exmujer ingresara en la cárcel y Frank Cuesta emprendiera su campaña en las redes más de 300.000 personas se han solidarizado con su causa y han firmado una petición pidiendo la salida de la cárcel de la joven tailandesa.