La Virgen de los Desamparados que procesiona en Sevilla tras el Himno Regional

Imagen de la Virgen de los Desamparados en el palio de la Hermandad de San Esteban./José Carlos Martínez Valero
Imagen de la Virgen de los Desamparados en el palio de la Hermandad de San Esteban. / José Carlos Martínez Valero

El paso celebra su Estación de Penitencia el Martes Santo y cuenta con la imagen de plata de la Geperudeta desde hace 50 años

Jaume Lita
JAUME LITA

Martes Santo. Iglesia de San Esteban de Sevilla. La Hermandad de San Esteban se prepara para iniciar su Estación de Penitencia que le llevará a la Catedral. Dentro del templo, la imagen de la Virgen que portan los costaleros está a pocos minutos de salir a la calle. La banda de Las Cigarreras empieza a interpretar una obra que pocas personas unirían con la Semana Santa de Sevilla. Ante la emoción de los instantes previos suenan los acordes del Himno Regional valenciano en honor a la patrona de Valencia. Así ocurre ante la imagen de Nuestra Señora de los Desamparados.

La patrona de Valencia también procesiona en la Semana Santa sevillana. Justo a los pies de la imagen titular de la Hermandad, en plata se alza una Geperudeta que recibe el cariño y la estima de los valencianos que forman parte de la cofradía e incluso de los turistas que desde la Comunitat Valenciana visitan la capital andaluza y conocen esta historia común.

Una vez Las Cigarreras concluye su interpretación del Himno Regional valenciano se produce uno de esos instantes mágicos que cualquier sevilla y devoto relatan con suma emoción. Se conoce como 'El milagro de San Esteban'. Los pasos ven la luz del sol después de una angosta salida por una puerta del templo parroquial en la que el palio y la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Salud y Buen Viaje parecen que no caben. Los costaleros gatean para poder sacar las imágenes. Una vez 'se obra el milagro' suena el Himno Nacional.

Esta unión de pasión mariana entre Valencia y Sevilla no es nada nuevo. La advocación que recibe la imagen que procesiona en el Martes Santo de la Semana Santa sevillana es la gran responsable de una historia que inicia sus lazos de fraternidad en 1956, cuando un grupo de valencianos de la Casa Regional de Valencia en Sevilla muestra su interés de formar parte de la Hermandad de San Esteban por el patronazgo de la Virgen de los Desamparados. A partir de ahí se dan una serie de actos que fortalecen aún más los lazos en la capital del Turia y la del Guadalquivir.

En 1966, el Cabildo de Oficiales de la Hermandad de San Esteban solicita al Ayuntamiento de Valencia una réplica de la Geperudeta para que se sitúe en la parte delantera del paso de palio. El consistorio valenciano aceptó y el Domingo de Ramos de 1968 se "entroniza" la reproducción en plata de ley de la patrona de Valencia ante la imagen sevillana. Es por ello que desde hace 50 años en el Martes Santo sevillano también procesiona la Virgen de los Desamparados con la imagen que se venera en tierras valencianas.

La unión aún es más significativa desde que en 1995 se nombrara al Ayuntamiento de Valencia Hermano Mayor Honorario de la corporación y el consistorio valenciano acordara conceder la medalla de la ciudad a la imagen sevillana de María Santísima Madre de los Desamparados de la Hermandad de San Esteban.

Ante el motivo de por qué suena el Himno Regional de 1909 antes de la Estación de Penitencia de San Esteban, desde la propia Hermandad relatan a LAS PROVINCIAS que se hace así "desde mediados de la década de los 80 cuando lo propuso el valenciano Vicente Micó Álvarez, director por aquel entonces de la banda de música que procesionaba tras el paso de palio. La Junta de Gobierno (máximo órgano de dirección de la Hermandad) aceptó y así se sigue haciendo minutos antes de que los costaleros inicien 'el milagro de San Esteban'.

En abril de 2017, el jugador valenciano de fútbol Vicente Iborra (en aquella época jugador del Sevilla FC) visitó la parroquia de San Esteban y allí pudo contemplar a la Virgen de los Desamparados que se tiene en la capital del Guadalquivir.

Existe la paradoja de que en tierras valencianas no se encuentran tantas marchas con el nombre de la Geperudeta como sí ocurre en la Semana Santa de Sevilla. La Hermandad de San Esteban contabiliza hasta 18 marchas procesionales con el nombre o inspiración en la Virgen de los Desamparados. Entre ellas la primera de la que se tiene constancia es 'Virgen de los Desamparados' (1960) de Marcelina Fortunatti Bas para órgano, 'Señora de San Esteban' (1998) de José vicente Micó Álvarez y 'Luz de Desamparados' (2012) de Abel Moreno Gómez. La última de ellas compuesta por López Gandara ('Virgen de los Desmparados') y que ha sido una de las marchas más interpretadas en la pasada celebración semanasantera en la capital andaluza.

Así se vive la devoción a la Virgen de los Desamparados a exactamente 542 kilómetros de la Basílica de Valencia desde hace 62 años.

Fotos

Vídeos