El verano de los bous al carrer se cierra con cuatro casos de estafa, el último en Montán

El toro de la polémica. / lp
El toro de la polémica. / lp

La Federación de Peñas Taurinas denunció el fraude en la compra de un astado que ya había sido toreado en Portugal el año pasado

RAFAEL LÓPEZ

valencia. El verano de 2017 ha sido un período de gran ajetreo para las peñas taurinas y sus aficionados y no precisamente por el disfrute de los festejos de las diferentes localidades de la Comunitat, sino por los múltiples casos de fraude por parte de ciertas ganaderías en la celebración de los bous al carrer. Hasta cuatro casos de estafa se han esclarecido en lo que va de año. Primero fueron Meliana, Quartell, Nules, y el último Montán.

Los aficionados al mundo del toro de la localidad castellonense vivieron momentos de tensión la semana pasada tras conocer que el astado comprado para la celebración de los bous al carrer del fin de semana ya había sido toreado en una plaza de Portugal el curso pasado.

«Con las redes sociales hoy en día todo se termina descubriendo», alegó el presidente de la Federación de Peñas Taurinas en la Comunitat, Vicente Nogueroles.

Algunos aficionados alertaron a la peña de Montán, la Federación y al Ayuntamiento de que la res que iba a ser exhibida no era un toro cerril, aportando unas imágenes que confirmaban la presencia del animal en la tradicional usanza portuguesa, a pesar de su aparentemente buen estado físico.

«Una vez conocimos la situación se procedió a ejecutar el protocolo de actuación conjunta que tenemos con la Generalitat», continuó Nogueroles, en referencia al reglamento «no escrito» consistente en una comunicación constante entre peñas taurinas, ayuntamientos y la dirección territorial de emergencias.

Finalmente, Montán pudo celebrar los bous al carrer el pasado sábado tras la contratación in extremis de un toro cerril que cumplía con los requisitos y demandas del aficionado de la localidad.

Se trata de una coyuntura en alza que ha incrementado el desencuentro entre peñistas y ganaderos en los últimos años a pesar del férreo control de las autoridades y las nuevas medidas establecidas desde la Agencia de Seguridad y Emergencias y la Federación de Peñas. Por este motivo, durante el próximo mes de octubre la Unión de Criadores de Toros de Lidia se reunirá en Madrid con la Federación de Peñas para buscar una solución conjunta.

Fotos

Vídeos