Variedad, la seña de identidad de la peña El Piló

Los miembros de El Piló, en una foto de familia. / francisco sánchezAl alimón con el de Partido de Resina en 2015.  :: carlos dolzTemplado quiebro a un toro de Araúz de Robles el año pasado. :: carlos dolz
Los miembros de El Piló, en una foto de familia. / francisco sánchezAl alimón con el de Partido de Resina en 2015. :: carlos dolzTemplado quiebro a un toro de Araúz de Robles el año pasado. :: carlos dolz

La juventud toma el mando en esta peña, ya que sus miembros tienen entre 22 y 35 años Un toro de La Quinta y otro de Arcadio Albarrán serán los protagonistas este sábado en Albuixech

JOSÉ IGNACIO GALCERÁ

valencia. Albuixech sube el telón de su temporada de verano este sábado y los encargados de hacerlo son los miembros de la Peña Taurina El Piló. Todo está ya preparado y dispuesto, no queda ningún detalle a la improvisación con el fin de evitar sustos de última hora. Aguardan dos toros, uno de la ganadería de La Quinta, de procedencia Santa Coloma, y otro de Arcadio Albarrán, de origen Juan Pedro Domecq. En la variedad, como dice el refrán, está el gusto y eso han debido pensar los componentes de El Piló para elaborar el cartel de las fiestas de este año. «En el caso de Arcadio Albarrán es una de las ganaderías más antiguas de la zona de Badajoz. Además, este año, está anunciada en muchos pueblos de la Comunidad Valenciana, se está prodigando mucho, nos gustó el toro por sus hechuras. El de La Quinta fue el primer toro de los dos que adquirimos. En el primer viaje que hicieron algunos miembros de la peña fue el toro que les entró por los ojos y que más les impresionó», afirma Pedro Blázquez, presidente de la entidad.

La confección de un cartel como el de este año tiene un trabajo de campo, nunca mejor dicho, intenso. Hasta tres viajes, uno en diciembre pasado y dos más en febrero y abril de este mismo año, han hecho los miembros de El Piló. Han pateado campo, como suele decirse a las visitas que las peñas hacen a diferentes ganaderías para adquirir los toros que saltarán a las calles de sus pueblos. Mucha carretera y kilómetros por delante para llegar a Andalucía, Extremadura o Salamanca en busca del mejor toro posible. «A pesar de que hay gente joven en la peña, muchos saben álgebra sobre los toros. Desde el principio hemos querido dejar claro que no nos vale cualquier toro. No compramos el primero que vemos o nos ofrecen, damos muchas vueltas, muchas patadas, tratamos de conocer la ganadería donde entramos y ver que el toro que compramos esté en el tipo y las hechuras de la ganadería. Y dentro de eso, tratamos de traer hierros de prestigio, pero no hay nada improvisado ni al azar. Aquí la mayoría del presupuesto va destinado al toro. Hay peñas y comisiones que destinan una partida grande a hacer otro tipo de actividades durante el año pero en nuestro caso el mayor porcentaje del presupuesto va para la adquisición de los toros».

Este año a El Piló le toca descerrajar los festejos de verano en el municipio. Las circunstancias han hecho que la Peña de Baix haya dejado de dar toros y la responsabilidad recae en ellos. «Estamos con muchas ganas; al fin y al cabo esto es fundamentalmente ilusión. Durante el año son muchas horas de trabajo pero cuando llega el día queremos que sea perfecto, tener un toro lo más bonito posible y que cumpla tanto por el día como por la noche». Ilusión, trabajo, sacrificio... y cartera. «Para cualquier asociación, al final, toca poner dinero de casa. Entre unas cosas y otras siempre cuesta dinero. Pero esta es nuestra afición. A otros les gustarán las Fallas y también les costará dinero, pero lo nuestro es el toro y lo hacemos con gusto», comenta.

«Hay nueve mujeres que tienen la misma voz y el mismo voto que cualquier otro», señala Blázquez El balance de los tres primeros años de vida de la peña es más que positivo

Este 2018, la Peña Taurina El Piló cumple su cuarto aniversario. Formada a día de hoy por veinticinco miembros, la mayoría de ellos están entre los 22 y los 35 años. «El grueso de la peña es gente joven, son quienes decidieron dar un paso adelante y emprender esto». Además de jóvenes, la mujer tiene también un papel protagonista en El Piló. «Hay nueve mujeres que tienen la misma voz y el mismo voto que cualquier otro», señala. Va con los tiempos. «Cuando vamos a otros pueblos, vemos a muchas mujeres que disfrutan del ambiente del bou al carrer. Pero ahora han ido un paso más allá y es que no sólo viven el ambiente, sino que quieren disfrutar también de ir a las ganaderías y de participar en la organización de la fiesta. De hecho en nuestra peña la vicepresidencia la ejerce una mujer. Lo hicimos con la idea de que hubiese una portavoz», explica Blázquez.

Desaparición de peñas

La desaparición de algunas peñas en el municipio y la disminución del número de personas en otras obligó como aficionados a los miembros de El Piló a dar el paso adelante. Fruto de esa inquietud nacieron. «Albuixech tiene una gran tradición de bou al carrer, desde pequeño siempre he conocido el verano con las calles llenas de barreras y los niños jugando al toro. Desde hace unos años daba la sensación que se había perdido un poco la esencia y hacer toros era como una obligación. Ahora se ha recuperado el ambiente y la ilusión». Paralelamente al festejo taurino, El Piló organiza cada año un encierro infantil. «Al igual que nosotros disfrutamos cuando éramos niños de ese ratito de jugar al toro en la calle, ahora queremos que lo hagan los más pequeños y por eso organizamos un encierro infantil a las 11 de la mañana. Alquilamos carretones y los niños se lo pasan en grande».

El balance de los tres primeros años de vida de la peña es más que positivo. «Estamos satisfechos de cómo están yendo las cosas. Desde el primer año que compramos un toro de Partido de Resina y otro de Adolfo Martín siempre hemos apostado por ganaderías importantes. El segundo año compramos un Domínguez Camacho, que hizo una embolada de las mejores que se recuerdan, y uno de Jandilla. Y el año pasado uno de Araúz de Robles y otro de Lagunajanda. Siempre hemos intentado comprar toros de distintos encastes y procedencias porque es lo que realmente busca el aficionado y lo que en las plazas, lamentablemente, no se está viendo».

Fotos

Vídeos