Trapío y mucho público en los festejos de Almassora

El temple y la clase de César Palacios volvió a brillar. / j. j. diago

Los toros de Santiago Domecq, La Palmosilla y Cebada Gago, los mejores hasta el momentoEn apenas seis días se sueltan hasta catorce reses cerriles de las mejores ganaderías con motivo de la festividad de la Virgen del Roser

JOSÉ IGNACIO GALCERÁ

valencia. Pocos municipios de la Comunitat concentran en tan poco tiempo y viven con tanta intensidad sus festejos taurinos. Uno de esos pueblos que gozan de ese privilegio es Almassora, que en apenas seis días exhibe por sus calles hasta catorce toros cerriles, trece de ellos adquiridos por las diferentes entidades que conforman la Asociación de Peñas Taurinas de Almassora y uno patrocinado por el Ayuntamiento- de las más importantes ganaderías de la cabaña brava.

Cuando quedan sólo dos jornadas para que se baje el telón a las fiestas en honor a la Mare de Déu del Roser, que como cada año constituye un punto de referencia cuando la temporada de bous al carrer toca a su fin, es hora de hacer balance de una feria en la que ha habido argumentos bravos. Cabe decir que el cartel de este año ha contado con un aliciente para los paladares que gustan de la variedad de encastes, puesto que se han soltado toros de procedencias y encastes muy distintas. El menú ha sido para todos los gustos: desde los domecq de Santiago Domecq, Román Sorando, Torreherberos y Torrehandilla, vía Jandilla, Virgen María, El Parralejo o Lagunajanda, pasando por los núñez de José Luis Pereda o toros de encaste propio ya como Cebada Gago o Partido de Resina, entre otros.

Además de los toros cerriles, las fiestas de este año han dejado su espacio también para las ganaderías de corro con una jornada exclusiva, que se celebrará esta tarde, con una tarde de vacas a cargo de Miguel Parejo, ganadería triunfadora en el concurso celebrado en el mes de mayo. La noche será para las vacas enfundadas de El Saliner. A ello hay que sumar las entradas y pruebas matinales con las ganaderías de Germán Vidal, La Templanza, Miguel Parejo, Hnos. Guillamón, El Gallo, Raúl Monferrer y Hnos. Bellés.

Las fiestas han dejado su espacio también para las ganaderías de corro con una jornada exclusiva Mañana finalizan los festejos con la exhibición de tres astados de Daniel Ramos, Palha y San Martín

Para los amantes de las estadísticas y los datos, quedará que el primer toro de las fiestas de este año atendía al nombre de 'Antílope', número 22, negro mulato chorreado, de la ganadería de Santiago Domecq. Bajo, serio, bien hecho, las buenas hechuras se correspondieron con el buen juego ofrecido por las calles. El incombustible César Palacios, que un día antes recogió el trofeo al 'Mejor recorte de salida' de las fiestas de Santa Quitèria, recibió al toro con el magisterio habitual. Quien es uno de los grandes maestros de la calle hizo de nuevo una exhibición de temple, clase y torería para delicia de todos los presentes. El segundo toro del día, 'Banderilla', fue un castaño, bragado y corrido, de José Luis Pereda, recibido por Julián Marín que lo templó en los mismos medios de la arena. Puso en más de un aprieto a los aficionados, especialmente en las calles estrechas. Cabe señalar que el primer festejo estuvo presidido por la alcaldesa de Almassora, Mercedes Galí; la concejala de Fiestas, Isladis Falcó, además de los miembros de la corporación y de la reina de las fiestas.

Para la jornada del 9 de octubre aguardaban dos toros de Román Sorando y Torreherberos. La gran afluencia de público, que aprovechó la festividad en la Comunitat para acercarse a Almassora, fue la nota más destacada del festejo, puesto que la mala suerte se cebó con ambos astados. 'Predecible', de Román Sorando, sufrió una lesión en las manos nada más salir, lo que obligó a encerrarlo, no pudiéndose embolar por la noche. 'Bullicioso', por su parte, dejó detalles rematando en los cadafals así como en alguna rodada. Puso complicaciones para encerrarlo, por lo que hubo de hacerse uso de la cuerda. Al día siguiente, el martes 10 de octubre, era el turno de las ganaderías de La Palmosilla y Cebada Gago. El primero de ellos hizo una buena salida en la Plaza Mayor, gustándose Raulillo y levantando las ovaciones del público. Las rodadas y los quiebros se fueron sucediendo ante un astado que colaboró en el lucimiento y que borró de un plumazo las malas sensaciones del día anterior. El de Cebada Gago, por su parte, puso en apuros a César Palacios, obligándolo a tomar el cadafal. 'Entregado', así se llamaba el toro, dejó momentos destacables durante toda su lidia e hizo honor a la expectación que siempre levantan en las calles los cebadagago. El toro desarrolló nobleza y acudió con codicia a cada uno de los cites, lo que aprovecharon los rodadores para gustarse al quiebro.

El miércoles fue el turno de las ganaderías de El Parralejo y Virgen María. El primero desarrolló prácticamente toda su lidia en la Plaza Mayor, mientras que el segundo rápidamente buscó las calles. Ayer jueves tuvo lugar uno de los días más esperados de las fiestas, se anunciaron tres toros de las ganaderías de Torrehandilla, Partido de Resina y Toros de Lagunajanda de irreprochable presentación y belleza.

Las fiestas de la Mare de Déu del Rosar encaran ya su recta final. A falta de tan sólo dos días de toros, quedan todavía alicientes para los aficionados. Este viernes estará dedicado el día al ganado de corro mientras que el broche tendrá lugar mañana sábado con tres toros cerriles más de las ganaderías de Daniel Ramos, el llamado Bou del Poble que cada año patrocina el ayuntamiento de la localidad, otro de la divisa portuguesa de Palha y uno de San Martín.

Más

Fotos

Vídeos