La solidaridad, un cofrade más en las procesiones

Una de las procesiones celebradas ayer. / consuelo chambó
Una de las procesiones celebradas ayer. / consuelo chambó

Casa Caridad, Cáritas o la Asociación contra el Cáncer, entre las beneficiarias de la obra social de la Semana Santa Marinera Las hermandades recogen donativos para distintas causas

I. DOMINGO VALENCIA.

La Semana Santa Marinera camina ya hacia sus días grandes, que se vivirán a partir del Jueves Santo con la celebración del primero de los actos colectivos, la visita a los Santos Monumentos. Hasta entonces, y tras las multitudinarias celebraciones del Domingo de Ramos, es turno de las procesiones particulares, es decir, aquellas que corresponden a cada uno de los colectivos -hay 31- que participan en la fiesta.

Estos días, además, cobra fuerza la vertiente solidaria de la Semana Santa de los Poblados Marítimos, ya que son varias las hermandades que aprovechan las procesiones para recaudar donativos destinados a distintas causas. Es el caso de la Hermandad de María Santísima de las Angustias, que desde 2010 impulsa la Procesión de la Solidaridad, que ayer recorrió las calles del Cabanyal y Canyamelar.

Un lazo azul es el que caracteriza este acto en el que este colectivo sitúa mesas en varios puntos próximos a la parroquia de Cristo Redentor. Allí, a cambio de un donativo, se entrega el lazo azul de la solidaridad. Los fondos, un año más, se destinarán a Casa Caridad, según confirmaron desde la junta directiva.

En la procesión participa el llamado clavario de la solidaridad, una persona que destaca por su labor de ayuda a los demás. Este año el nombramiento honorífico ha recaído en el director de Cáritas Valencia, Ignacio Grande.

Cañizares, con Afligidos

Precisamente esta hermandad protagonizó uno de los momentos emotivos de la jornada del Lunes Santo, pues escenificó con su imagen de la Virgen de las Angustias el encuentro con el Cristo de los Afligidos, patrón del Canyamelar. Fue entonces cuando se interpretó, como novedad de este año, el motete 'Gloria a Dios en las alturas' (conocida también como el Cant de la Carxofa) en vez de al finalizar la procesión en la plaza Iglesia del Rosario. El acto contó con la participación del cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, quien ofició la misa previa.

No fue la única novedad en la procesión de la Hermandad del Cristo de los Afligidos, ya que el tradicional besapies se hizo en la puerta del local social (calle José Benlliure, 92), donde la talla de Carmelo Vicent quedó expuesta al público hasta el Viernes Santo. Es la primera vez que sucede en su historia y coincide con el 75 aniversario de la bendición de la imagen, según indicaron fuentes de la entidad.

Esta hermandad del Canyamelar es otra de las que desarrolla obra social a lo largo del año y recoge alimentos no perecederos para distintas asociaciones. Una iniciativa que también lleva a cabo la Junta Mayor aunque, en este caso, los alimentos se destinan a las distintas Cáritas parroquiales.

Mientras, la Hermandad de la Misericordia, que se estrena este ejercicio en la fiesta del Marítimo, ha apostado por colaborar con la Asociación Española contra el Cáncer, por lo que los cofrades llevarán lazos rosa -asociados a la lucha contra el cáncer de mama- en las capas y en el estandarte. También recogerán fondos durante la exposición de su imagen titular (el grupo de las Tres Marías) en su sede, la calle Escalante, 157.

Fotos

Vídeos