'El Seco', adiós a una leyenda del bou al carrer

Recuerdo. El Seco, a la derecha, con Maikel, Alex, Chipu, Foro, Isidro, Glandu y Majete.  / C. montorio
Recuerdo. El Seco, a la derecha, con Maikel, Alex, Chipu, Foro, Isidro, Glandu y Majete. / C. montorio

Miembro del grupo Arte Valenciano, revolucionó el festejo popular en la década de los noventa El recortador fallecido creó escuela, siendo el primero en realizar y dominar el salto mortal

JOSÉ IGNACIO GALCERÁ

valencia. Alejandro García 'El Seco', recortador valenciano, falleció el pasado martes a los 38 años de edad víctima de un cáncer. Con él se va uno de los pioneros del toreo a cuerpo limpio, impulsor junto a varios de sus compañeros de los grupos de recortadores El Zorro y sus valientes primero y, después y principalmente, Arte Valenciano, con el que revolucionó el festejo popular marcando a toda una generación de aficionados en lo que fue, sin duda, la edad de oro del arte del recorte.

Salió de la nada, más bien cabría decir que de la calle donde siempre se forjaron y nacieron todos los grandes, y junto a otros nombres ilustres del festejo popular como El Chipu, Majete y El Jota formaron un grupo de recortadores que traspasó fronteras a lo largo de unas dos décadas.

Hablar de El Seco y Arte Valenciano es hacerlo de cuatro recortadores que crearon escuela, abrieron caminos y sentaron los cimientos de lo que es hoy el festejo popular y de lo que se hace en la actualidad en las calles de la Comunidad Valenciana. Sin ir más lejos, de El Seco quedará siempre para el recuerdo su clásico salto mortal, ese es su legado puesto que fue el primer recortador que lo llevó a cabo y lo puso en práctica. Su capacidad innata para saltar le hacía volar por encima de los toros con una facilidad apabullante, convirtiéndose en uno de los grandes saltadores de todos los tiempos, llegando a dominar todo tipo de saltos como el del Ángel o la garrocha gracias a su preparación y entrenamiento pero sobre todo a sus conocimientos adquiridos en el bou al carrer y que años más tarde trasladó y puso en práctica en la plaza.

Su capacidad innata para saltar le hacía volar por encima de los toros con una gran facilidad Sus compañeros aseguran que lo daba todo, por lo que se ganó el reconocimiento del público

130 actuaciones

La revolución y el impacto que supuso el espectáculo de recortadores en la plaza hizo que El Seco y el grupo de Arte Valenciano recorrieran de norte a sur y de este a oeste toda la geografía española, alcanzando cifras extraordinarias de festejos en la década de los noventa con hasta 130 actuaciones durante una temporada.

En plena vorágine incluso no llegaban a poder satisfacer todos los compromisos que se les requería y llegaban a actuar en un solo día en jornada de mañana, tarde y noche. Traspasaron fronteras y pisaron las plazas y las ferias más importantes de Francia, Portugal -Isla las Azores- y Quito.

Su eco llegó también a Toronto y Alemania, donde fueron los primeros recortadores en actuar en la Ópera Carmen en Hamburgo. Se convirtieron en auténticas figuras, reconocidos allá donde iban gracias a sus saltos y quiebros y porque cambiaron las formas e introdujeron suertes hasta ese momento nunca vistas. Consolidado el éxito, poco a poco se fueron incorporando a Arte Valenciano otros grandes recortadores como Tomata, Jacinto, El Foro o Isidro.

Persona muy querida por el mundo del festejo popular, vivió los mejores tiempos de los recortadores gracias a su pasión por el toro. Aficionado al campo y a la caza, ni en la plaza ni en la calle se dejó ganar la pelea ya que según sus compañeros era uno de aquellos que lo daba todo frente al toro. Se ganó el reconocimiento de todos. Adiós a un grande.

Fotos

Vídeos