Les Penyes en Festes, la explosión del amor al toro

Les Penyes en Festes, la explosión del amor al toro

Los organizadores destacan el impacto económico de las fiestas «por volumen y por potencial humano» La Vall d'Uixó recupera el tradicional encierro de cerriles con astados del Conde de la Maza

JOSÉ IGNACIO GALCERÁ

valencia. La Vall d'Uixó vive su particular semana grande. Estos días, la catedral del bou al carrer se convierte más que nunca en el epicentro del festejo popular gracias a las celebraciones de Les Penyes en Festes. Treinta y cinco años han pasado ya desde que comenzó esta aventura que tenía como intención aglutinar a todas y cada una de las peñas así como hacer partícipes a los veintidós barrios de este municipio castellonense.

Aquel proyecto nació con la mejor de las intenciones, con los mejores deseos que hoy en día se han convertido en una realidad que ha superado las expectativas de los más optimistas. Porque hablar de Les Penyes en Festes es hacerlo de la feria del festejo popular por antonomasia, una feria donde se reúne lo más granado del ganado autóctono, que se mide de tú a tú a lo largo de una semana.

Veintidós fueron las peñas que comenzaron, en la actualidad ya son cincuenta y tres. Al frente de todas ellas desde hace seis años se encuentra, como máximo responsable, Jesús Martínez, presidente de la Junta de Les Penyes en Festes. «Aglutinamos a prácticamente 2.200 peñistas, es una barbaridad. Nuestras fiestas, por volumen, por montaje y por la idea de unir a todos los barrios en uno solo, tienen un potencial humano enorme y eso supone un impacto económico para la localidad muy grande», señala.

Las mejores ganaderías

Pese a las apreturas de los tiempos en lo que a la cuestión económica se refiere, las fiestas de Les Penyes en Festes no se han visto resentidas en cuanto a la calidad de los espectáculos. La apuesta por las mejores ganaderías ha sido siempre norma inquebrantable, especialmente en el concurso de ganaderías. «Es el santo y seña de esta feria, sin duda. Hay tres ganaderías, las que mejor resultado obtienen el año antes, que repiten y luego las otras tres se eligen dependiendo del juego que den a lo largo de la temporada. Es un concurso exigente porque hablamos de un recinto grande donde hay mucha afluencia de público».

En lo que llevamos de semana, una ganadería ha destacado por encima del resto: Germán Vidal, que obtuvo un total de 156 puntos. La ganadería de Cabanes, que regresaba a La Vall d'Uixó tras varios años de ausencia, exhibió ocho vacas y un toro que ofrecieron un espectáculo notable por la movilidad y emoción de los astados.

Algunas de las vacas trabajaron los obstáculos y otras, más paradas, pusieron en aprietos a los más valientes. El conjunto además destacó por su seriedad. Además de las ganaderías autóctonas, en la Vall d'Uixó tiene cabida ganado foráneo. Así pues, dos divisas navarras protagonizaron las dos primeras jornadas del concurso.

El pasado lunes fue el turno de Santos Zapatería -127 puntos-, de Valtierras, que puso en liza un corro de vacas interesante. Aunque no se mostró con mucha movilidad en los obstáculos, sí propició buenos momentos al quiebro y la rodà. Un día antes abrió el concurso la ganadería de Hermanos Ustarroz, que no ofreció el juego esperado, sumando 106 puntos. Asimismo, los tres encierros hasta la fecha tuvieron como denominador común la rapidez y la limpieza en las carreras, sin apenas incidentes.

En la primera de las dos noches taurinas, celebrada el martes, se emboló un toro de la ganadería de Germán Vidal, que cumplió sin mayor relevancia. A continuación el ganadero navarro Merino Grande preparó un corro especial, con la exhibición de varios astados, que dio buen juego y mantuvo el interés de los asistentes y aficionados.

Una cuadrilla femenina

El concurso de ganaderías continúa este fin de semana y, tras el turno ayer de la divisa de Fernando Mansilla de Tarragona, hoy el protagonismo recae en Fernando Machancoses. Su presencia es siempre un aliciente para los aficionados por el nivel de los corros de vacas que presenta.

Por la noche, a las 23 horas, tendrá lugar un especial de la ganadería del Marqués de Saka, de la localidad guipuzcoana de Deva, y un toro embolado de Germán Vidal a cargo de la cuadrilla de emboladores La Vall. Junto a la cuadrilla de Els Amics y una tercera compuesta por mujeres serán las encargadas de embolar en las noches taurinas. El domingo, la ganadería de Miguel Parejo pondrá el broche a la XXXII edición del concurso de ganaderías.

La principal novedad este año es la recuperación del encierro con toros cerriles. Seis astados de la ganadería del Conde de la Maza pisarán este sábado las calles de la Vall d'Uixó en el que será el acontecimiento que reunirá a más aficionados este fin de semana. «Después de que el año pasado no se celebrase, el encierro de toros cerriles vuelve y lo hace con mayúsculas. Los toros del Conde de la Maza no van a dejar indiferente a nadie. Es una corrida bien presentada, con volumen y variedad de pelos. Hay tres cinqueños y tres cuatreños. Va a gustar mucho», adelanta Jesús Martínez, quien señala la relevancia de programar un espectáculo de esta modalidad.

«Los encierros con toros cerriles hacen que la localidad esté en el punto de mira de los aficionados, mueven a muchos y eso son beneficios para el municipio. En los nueve encierros de toros cerriles celebrados desde 2012 ha habido gran afluencia de personas al contar con ganaderías de mucho prestigio».

Fotos

Vídeos