El río Palancia de Sagunto, caudal de toros y caballos

Numeroso público presencia la entrada de toros de Sagunto. / david leivaEste año se espera la participación de unos 70 caballos. :: david leiva

Los trámites para que esta modalidad de fiesta taurina sea declarada de Interés Turístico Autonómico ya se han iniciado Los encierros camperos de la capital del Morvedre se convierten en uno de los mejores atractivos

JORGE CASALS

valencia. En los últimos años, los encierros camperos a caballo en la Comunitat Valenciana han tomado protagonismo convirtiéndose en una de las variantes de moda del momento en cuanto a festejos populares se refiere. No es una modalidad que sea muy prolífica en esta tierra, a diferencia de lo que pueda ocurrir en otros territorios de España como las sierras de Teruel o Albacete, en Castilla León, la Comunidad de Madrid o Guadalajara, donde son una base esencial de los festejos taurinos. En la Comunitat son contados los municipios que celebran encierros camperos, con la curiosidad de que en cada uno de ellos se realizan de manera diferente, con sus propias señas de identidad. Conocidos son los de Chiva, Cheste, la entrada de toros y caballos de Segorbe, los organizados en Lliria por los Centauros Edetanos... y en los últimos años se han sumado a la lista pueblos como Sagunto, Yátova, Pobla de Vallbona, o en la provincia de Castellón, los que tienen lugar solamente con cabestros, en poblaciones como Tales, Cabanes, Xilxes o Almassora, rememorando los usos y costumbres de la trashumancia de un tiempo no tan lejano.

Tal es el auge que ha cobrado en estos últimos años, que en el caso de Sagunto, por ejemplo, ya se han iniciado los trámites para que sean declarados Fiestas de Interés Turístico Autonómico. Y es que en la capital del Camp del Morvedre, los encierros a caballo son ya una parte esencial de las fiestas patronales, que tendrán lugar a mitad del mes de julio, y que este año contarán con algunas novedades.

La gran particularidad de los encierros a caballo de Sagunto es que tienen lugar en el cauce del río Palancia, con unas condiciones muy aptas para conducir el ganado y muy buenas de visibilidad para el público que quiera disfrutar de un espectáculo, donde el toro y el caballo son los principales protagonistas. Es precisamente por las veredas del río Palancia por donde ganaderos como Vicente Peris de El Puig llevaban el ganado desde su ganadería para correrse por las calles de Sagunto, cuando los camiones no eran ni por asomo el medio de transporte para los animales de bravo. Con la intención de recuperar aquella trashumancia, comenzaron a celebrarse los encierros en Sagunto el año 2011 y desde entonces se han convertido en uno de los principales atractivos de la semana de fiestas. Ni la Confederación Hidrográfica del Júcar ha logrado impedir la celebración de esta bonita 'faena campera', a pesar de algún que otro intento frustrado, sin pararse a pensar que el pastureo de los animales durante el recorrido ayuda a la limpieza del cauce, eliminando todas las malezas que crecen por falta de caudal de agua.

Desde el primer día se contó con la colaboración de la ganadería turolense de Los Chatos, expertos en materia de trashumancia. Desde entonces, la vacada de Puebla de Valverde no ha faltado ni un solo año. Sus animales, acostumbrados a esta práctica, se agrupan en manada ayudando al buen manejo de los mismos, lo que supone una mayor tranquilidad y seguridad para los organizadores y participantes. Ello permite que el encierro cuente no sólo con cabestros, sino con animales bravos, lo que aporta mayor emotividad al mismo.

Este año, el recorrido del encierro será mucho más largo de lo habitual, tal y como ha confirmado el presidente de la Federación de Peñas de Sagunto, Ricardo Meliá: «Habrá unos 2 kilómetros de recorrido, desde la zona cercana a Petrés, hasta prácticamente el puente de la antigua Nacional 340». Esta es una de las muchas novedades para este año, puesto que «para que los pueda disfrutar más público, los hemos trasladado al fin de semana». Los encierros tendrán lugar de 12:30 a 14:00 horas, los días 16, 21 y 22 de julio. «Esperamos contar con más de 70 caballos, que es un número ya bastante elevado», añade Ricardo. El objetivo de los caballistas es llevar el ganado de la mejor manera posible, a modo de trashumancia con paciencia y sin carreras, hasta las calles de Sagunto. Una vez llegados hasta la avenida Sants de la Pedra, los caballistas dan una última galopada hasta que se detienen al pisar el asfalto y la manada sigue, a modo de encierro y al galope, por todas las calles del recinto hasta los corrales.

«Es un encierro muy vistoso y la seguridad, que es algo muy importante, está garantizada para el espectador. No hay otro pueblo en la zona que realice un encierro de esta manera y que resulte tan bonito», explica el presidente, que insiste en su objetivo de mejorar y consolidar esta actividad: «Queremos fomentarlos, intentar innovar cada año y conseguir que sean unos encierros de calidad. Queremos ser un referente y nos preocupamos por conseguirlo. El año pasado celebramos incluso un encuentro con otras poblaciones que también realizan encierros camperos», concluye el presidente de la Federación de Peñas de Sagunto

Fotos

Vídeos