La iglesia Nuestra Señora de los Desamparados de Nazaret celebra su 75 aniversario

La imagen de la Mare de Déu de la parroquia de Nazaret. / damián torres
La imagen de la Mare de Déu de la parroquia de Nazaret. / damián torres

La parroquia es la única en Valencia que tiene como titular a la Mare de Déu, cuya talla original desapareció durante la Guerra Civil

I. D.

valencia. La parroquia Nuestra Señora de los Desamparados del barrio de Nazaret está de celebración. El único templo de la ciudad que tiene a la Mare de Déu como titular -excluyendo la Basílica- cumple 75 años y el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha presidido la misa solemne de acción de gracias por esta efeméride.

Una celebración en la que participaron feligreses, miembros de las entidades de la comunidad parroquial, las religiosas del Sagrado Corazón y de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana -que colaboran con la parroquia-, así como las comunidades educativas del colegio diocesano Nuestra Señora de los Desamparados y del colegio concertado Santa Magdalena Sofía, además de antiguos curas, según detallaron el actual párroco, Antonio Quesada, y el arzobispado.

Una de las peculiaridades de la misa celebrada este fin de semana fue que Cañizares usó, por primera vez, la réplica del Santo Cáliz que la parroquia recibió en octubre, con motivo de su 75 aniversario, precisamente de manos del arzobispo en la fiesta anual del Santo Cáliz celebrada en la Catedral junto a otras siete parroquias y el Pontificio Colegio Español de Roma.

Según explicó Quesada, la sobrina del primer párroco que tuvo la iglesia, Eduardo Gual Camarena, fue la encargada de presentar la reliquia al comienzo de la eucaristía. «Las personas y Jesús de Nazaret hacen nuestra historia. Por eso todos los que se han acercado a la parroquia en estos 75 años, y hoy lo siguen haciendo, forman parte de nuestra historia», destacó el párroco de Nuestra Señora de los Desamparados de Nazaret.

El templo está regido actualmente por los Misioneros Redentoristas, que llevan «cien años al servicio de la diócesis», subrayó Antonio Quesada. Fue erigido en 1941 -aunque su actividad se inició en 1942- por el entonces arzobispo Prudencio Melo y Alcalde, dentro del denominado 'arreglo parroquial' que adaptó la diócesis al crecimiento demográfico de la ciudad tras la Guerra Civil.

La imagen de la Virgen de los Desamparados desapareció durante la contienda y la actual talla celebró en 2015 su 75 aniversario con diversos actos como una exposición de mantos. Se caracteriza por tener únicamente dos piedras preciosas enganchadas a la corona frente a las tres de la titular de la Basílica. La devoción por la Mare de Déu en Nazaret está datada desde 1750.

Fotos

Vídeos