Un gran mecenas con pasión por las imágenes

Un gran mecenas con pasión por las imágenes

El feligrés Pepe Carabal tiene en casa por tercer año a la Dolorosa del Cabanyal y ya ha custodiado dos veces al Cristo del Salvador

LOLA SORIANO VALENCIA.

Ni una ni dos, sino hasta cinco veces ha albergado el feligrés Pepe Carabal imágenes religiosas de la Semana Santa Marinera en casa para cumplir con una tradición que ha vivido en primer persona desde niño.

Este año rinde pleitesía a la Dolorosa de los Granaderos del Cabanyal en una capilla acondicionada para la ocasión en la calle de la Reina 209, local de otro vecino de gran devoción, Rafa Catalá. La imagen y su particular capilla se podrá visitar hasta el domingo.

Como explica Carabal, «esta es la tercer ocasión que tengo el honor de tener en casa a la Dolorosa. La primera vez fue en 2011, luego ya vino otra vez en 2014». Este vecino del Cabanyal no duda en afirmar que para él es un sueño hecho realidad.

En el ejercicio de 2019 tiene previsto acoger la talla del Cristo de Oración en el Huerto

Además, detalla que en 2009 también tuvo la oportunidad de venerar al Cristo del Salvador «y de nuevo regresó en 2015, precisamente el año en que los granaderos celebraron el 75 aniversario de esta imagen tan querida en el barrio».

Este feligrés explica que su familia siempre ha vivido con pasión la Semana Santa Marinera de Valencia, «pero cuando yo era pequeño nunca habíamos tenido en casa imágenes, es algo que me fue naciendo a mí y que siempre que pueda permitírmelo haré con mucho entusiasmo».

Añade que la apertura de las casas en el Cabanyal «para acoger a las imágenes y que estén cerca del pueblo es una tradición que quiero ayudar a mantener, además tengo una gran devoción por la Mare de Déu y me gusta orarle».

Esta capilla de devoción está abierta de 10 de la mañana a 14 horas y, por la tarde, de 17 horas hasta pasada las 00 horas. Para la decoración un año más ha confiado en Pinazo. «El cortinaje tiene un tono oro viejo y con complementos en ocre», indica. Además, cuenta con cinco centros florales de gran tamaño donde no faltan rosas de color champagne o leo carbonero (lirios orientales) en tono rosa.

El sábado de Gloria, «la Virgen ya llevará el traje blanco y se pondrán las flores en esa misma tonalidad», añade Pepe Carabal.

A pesar de que la celebración de Semana Santa Marinera sólo ha hecho que comenzar, cuenta con entusiasmo que el próximo ejercicio «tendré la imagen central de Oración en el Huerto porque celebrarán su décimo aniversario y la cofradía me ofreció la posibilidad de tenerlo en casa. Tendré al Cristo que está arrodillado en posición de oración porque el ángel es de gran tamaño y no cabría».

Fotos

Vídeos