Cañizares proclama la Semana Santa Marinera como la Valencia

El obispo auxiliar Arturo Ros, ayer, en el pregón. / irene marsilla
El obispo auxiliar Arturo Ros, ayer, en el pregón. / irene marsilla

El obispo auxiliar Arturo Ros resalta en su pregón el papel evangelizador que tiene la fiesta de los Poblados Marítimos

I. DOMINGO

valencia. El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, reivindicó ayer la Semana Santa Marinera como «la Semana Santa de Valencia, donde el pueblo valenciano vibra con intensidad su fe», en una declaración que supone el respaldo a la fiesta de los Poblados Marítimos tras las desavenencias surgidas hace unas semanas entre las cofradías del Grao y el párroco de Santa María del Mar.

Cañizares clausuró el acto del pregón anunciador de la Semana Santa Marinera, que este año estuvo a cargo del obispo auxiliar Arturo Ros. En su discurso, que se prolongó 20 minutos, recordó que las expresiones de religiosidad popular, como sucede en el Grao, Canyamelar y Cabanyal, han de tenerse en cuenta «para la nueva evangelización». Asimismo, instó a las cofradías a proteger el legado de la fiesta «y traspasarlo a las siguientes generaciones».

Ros, que centró su discurso en el amor de Dios, señaló que éste sirve para «superar distancias, diferencias y prejuicios». Recordó que los días de Semana Santa son «días de recogimiento, oración y contemplación», por lo que pidió a las hermandades «que no falten las oraciones ni las plegarias».

Por su parte, el presidente de la Junta Mayor, Francisco Carles, agradeció la labor de las cofradías durante todo el año y resaltó su vertiente solidaria con Cáritas, la escuela cofrade o la formación de catequesis. El pregón contó con la asistencia de concejales como Pere Fuset, Sandra Gómez, Eusebio Monzó o Fernando Giner; el secretario autonómico de Obras Públicas, Josep Vicent Boira; y la presidenta del PP de la Comunitat, Isabel Bonig, entre otros.

Fotos

Vídeos