El cardenal Cañizares llama a la unidad ante la situación de España

El cardenal Antonio Cañizares./Irene Marsilla
El cardenal Antonio Cañizares. / Irene Marsilla

El prelado advierte que «las argucias sibilinas» son un mal comienzo para cualquier cosa

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha llamado a la unidad y la Fe ante la situación abierta en España y en Europa durante la homilía de la Misa Pontifical de la festividad del Corpus Cristi en Valencia. La Iglesia debe «aportar vida y consolidar la Fe. La Fe que abre horizontes nuevos basados en la Justicia», ha señalado.

Sólo así, asegura Cañizares, que se verá y sabrá distinguir «los caminos de futuro que, unidos a Dios, debemos emprender». También ha llamado «a la unidad de todos», desde «la reconciliación y el perdón» para «no volver a otras épocas de división».

En todo caso, ha advertido de los peligros en los que se puede caer con la lucha por el poder desde «la amoralidad» y con «maniobras para imponerse sobre los otros». En ese sentido, ha señalado que «las argucias sibilinas» son «un mal comienzo» para cualquier cosa, aunque no ha especificado el destinatario de sus valoraciones.

Así se ha manifestado el cardenal arzobispo de Valencia en la Solemne Misa Pontifical que ha conmemorado el Corpus Christi y que ha concelebrado con el Cabildo catedralicio. Al término de la eucaristía, se ha realizado un volteo general de campanas, precedido del reparto de panes bendecidos a los fieles, siguiendo la tradición.

La mañana termina con la Cabalgata del Convite, anunciando la procesión de la tarde con la interpretación de las tradicionales danzas y la 'degollà', uno de los grupos más celebrados y al que los asistentes y vecinos lanzan agua en el tramo de la calle Cabillers con Abellanas.

Será a las 19:00 horas cuando de comienzo la Procesión Eucarística desde la Puerta de los Apóstoles de la Catedral, presidida también por el Cardenal. Como es tradicional, en la procesión de la tarde saldrá la custodia de la Seo de Valencia, considerada la más grande del mundo, con 600 kilos de plata y 8 de oro además de perlas y piedras preciosas donadas por los valencianos. La custodia de la Catedral fue diseñada y realizada desde 1942 durante 12 años por el orfebre valenciano Francisco Pajarón.

La celebración de la solemnidad litúrgica del Corpus Christi en Valencia se remonta al siglo XIII, aunque la procesión eucarística fue introducida años después por el obispo Hugo de Fenollet que convirtió a Valencia en la segunda ciudad de España, después de Barcelona, en organizarla.

Igualmente, numerosas parroquias de localidades de la archidiócesis celebrarán las procesiones del Corpus Christi, entre ellas las que utilizarán las mayores custodias como las de San Juan Apóstol y Evangelista, de Massamagrell; la Colegiata de Xàtiva; la parroquia Santos Juanes de Puçol; el templo parroquial San Pedro, de Sueca; la parroquia Santos Juanes, de Cullera; la de San Jaime Apóstol de Moncada y la de Santa Catalina, de Alzira.

Fotos

Vídeos