El homenaje más «emotivo» a la Virgen de los Desamparados: una marcha al alba desde Paterna

Así lo vivió la banda de cornetas y tambores 'Nuestra Señora del Redentor' de La Coma

Jaume Lita
JAUME LITA

La Virgen de los Desamparados recibe muchos homenajes con motivo de su festividad. Bien antes o después de su día grande, pero ese segundo domingo de mayo se concentran en horas todos los actos en honor a la patrona de Valencia. Un caso especial tiene como protagonistas a la localidad de Paterna y a su Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora del Redentor de La Coma.

En la madrugada del sábado al segundo domingo del mes de mayo, a las 03 horas, se inicia la caminata en Paterna con destino la plaza de la Virgen de Valencia. Muchas localidades se suman a esta romería popular desde diversos municipios buscan llegar a primera hora de la mañana al epicentro de la devoción por la Virgen de los Desamparados. Pero en este caso, en Paterna el camino se hace más ameno. Junto a las cerca de 400 personas que inician el camino se encuentra la banda de cornetas y tambores de La Coma. No llegan ni a 10 kilómetros de camino, pero la música no deja de sonar, de ello se encargan cerca de 60 músicos de la agrupación musical que interpretan durante el recorrido marchas festivas y pasodobles para que los kilómetros no pesen en el ánimo.

Rubén Lara, subdirector de la banda, detalla a LAS PROVINCIAS cómo se vive esa noche. «Es especial, emocionante, un cúmulo de todos los sentimientos sumados al cansancio», cuenta Rubén que es también corneta en la banda. «Durante todo el camino se une gente, seguro que escuchan nuestras marchas y poco a poco vamos siendo más, llegan a ser 500 personas andando juntas y nuestra banda tocando», recuerda con cariño Rubén.

La banda lleva más de 5 años haciendo este recorrido de emoción y devoción junto con el pueblo de Paterna. «Empezamos contratados por el Ayuntamiento, pero al año siguiente nos dijeron que no podían contar con nosotros, pero ahí salió el presidente de los Amigos del Camino Virgen de los Desamparados de Paterna diciendo que nos contrataban ellos para que la costumbre no se perdiera. Y así cada año somos más músicos e invitamos al resto de músicos de bandas de Valencia a que nos acompañen y así pasar una madrugada de música y devoción que durante todo el año esperamos con ilusión», destaca el subdirector de la banda.

El camino rebosa alegría hasta que se llega a la calle Navellos. Ahí la banda reduce el ritmo de sus marchas y cerca de las 06 horas de la madrugada resuenan marchas de procesión en pleno corazón de la ciudad. «Puedes pensar que andamos solos o que somos poca gente, pero además de todos los que salimos andando desde Paterna entras a la plaza de la Virgen que en esos momentos ya está llena de gente, todos se giran, se acercan y nos dejan paso», comenta Rubén. Al alba la música gana al silencio y se suma a la devoción por la Virgen de los Desamparados.

«El año pasado pudimos entrar dentro de la Basílica, pero este año estaba imposible, por lo que nos quedamos en la puerta del templo que está en el Pasaje Emilio María Aparicio Olmos», detalla Rubén. Y ahí, en ese lugar a las puertas de la Basílica y con el sol empezando a ganar terreno la marcha elegida este año por Miguel Lara Soler, director de la banda, empezó a sonar.

'Bendición', una cuidada marcha de procesión compuesta por Juan Manuel Fernández Carranza, rompía el inicio del día de la Virgen de los Desamparados. «Es un momento único, emocionante, de ilusión. Estás cansado, sí, pero es increíble tocar ante la Virgen de los Desamparados mientras otros músicos de la banda están llorando de emoción, también la gente que nos acompaña se emociona porque ese momento invita a ello», explica con sentimiento Rubén Lara.

La cita nunca cambia. La madrugada del sábado al domingo de la Virgen de los Desamparados. De Paterna a Valencia al compás de las cornetas y tambores que desde La Coma completan con pasos de emoción una marcha de devoción en honor a la patrona de Valencia.

Más noticias de la Virgen de los Desamparados

Fotos

Vídeos