El altar del Tossal estrena una nueva talla de San Vicente Ferrer para los niños

Moll, Garrido, Doménech y López, en el acto de la bendición. / altar del tossal
Moll, Garrido, Doménech y López, en el acto de la bendición. / altar del tossal

La figura, que recorrerá los domicilios de los asociados más pequeños, es una réplica de la realizada por Salvador Furió

ISABEL DOMINGO

valencia. El altar del Tossal está de estreno. Hace unos días presentaba al público la nueva imagen de San Vicente Ferrer 'Xiquet', una réplica de la talla realizada hace más de veinte años por Salvador Furió y que se encargó «para fomentar la devoción hacia el santo valenciano entre los niños», explicó el presidente de este colectivo vicentino, Javier Doménech.

La talla, que el propio Furió regaló al altar, era «demasiado grande» para ir de domicilio en domicilio y, aunque ha salido en procesión durante las fiestas, «no ha cumplido con el fin para el que se encargó». De ahí que hace dos años, los miembros de esta asociación decidieran recaudar fondos para contar con una nueva talla del 'Xiquet' pero más pequeña.

El encargo se hizo a un taller de Horche (Guadalajara), uno de los especializados en arte religioso. La figura viajó hasta esta localidad en agosto y en diciembre regresó a Valencia. Es ahora cuando se ha podido presentar a los valencianos, ya que la bendición se realizó el pasado viernes en un acto en la parroquia San Nicolás, sede canónica de este altar vicentino, oficiada por Antonio Corbí. Contó con la presencia de la clavariesa del Tossal, María José Garrido; miembros de otros altares; la honorable clavariesa vicentina de 2018, María Jesús Moll Navarro, que el día 15 tendrá su exaltación en Capitanía; y el vicepresidente de la Junta Central Vicentina, José Miguel López.

El trabajo se ha realizado durante varios meses en un taller de arte religioso de Guadalajara

Según detalló Doménech, la nueva talla permanecerá en casa de los asociados más pequeños durante dos meses. Los afortunados serán los menores de 15 años, ya que se ha optado por fijar esta edad al ser la misma que limita la participación en los miracles de San Vicente Ferrer. Así, este año, serán seis los menores que tendrán la talla del patrón de la ciudad y de la Comunitat en su casa.

El altar del Tossal tiene su origen en la devoción de las religiosas del Convento de la Puridad, donde levantaban un altar para la veneración del santo. En la actualidad cuenta con más de 450 miembros, de los que 51 son menores de 15 años.

Fotos

Vídeos