Las Provincias

Fiestas y tradiciones de Valencia

La tradición del Rey Páixaro

Entrada del Rey Páixaro, en Biar. :: lp
Entrada del Rey Páixaro, en Biar. :: lp

Este fin de semana y el próximo son numerosos los pueblos y ciudades de la Comunitat que celebran fiestas en honor de Santonio Abad, Sant Antoni del porquet, protector de los animalers.

Pero entre la gran riqueza y variedad de actos y festejos que se desarrollan alrededor de la fiesta de San Antonio hay uno que tiene una belleza especial y es único y singular, el Rey Páixaro de Biar.

Este personaje, cuyo nombre se puede traducir por 'pájaro', es el gran protagonista. Tanto hoy por la noche, en la cabalgata de entrada al pueblo, como mañana, estará acompañado por cientos de vecinos portando sus animales: perros, pájaros, gatos.

Su origen se remonta a la época medieval y representa una de las figuras carnavalescas o reyes efímeros. Es un rey transgresor, simboliza el cambio del orden.

También hay quien lo sitúa en una leyenda proveniente de la Edad Media, según la cual el Rey Jaime de Aragón visitaba estas tierras a principios de año, para recoger los impuestos después de finalizar las cosechas de la almendra, la uva y la aceituna.

Esta noche, a las 21 horas, el Rey Páixaro desfilará a lomos de un caballo escoltado por los estandartes de la Corona de Aragón. La fiesta comienza en una hermosa casona situada en el paseo del Platanero. Allí, rodeado de curiosos, se vestirá José María Francés Payá, vecino de Biar que encarna el Rey Páixaro desde hace más de 25 años. Al salir, la colla de dolçainers y tabaleters de Biar, comenzará a interpretar las composiciones, de gran antigüedad y autor desconocido. El rey, irá sobre su caballo, flanqueado por antorchas.

Delante de la fachada plateresca de la iglesia el Rey Páixaro enarbolará la bandera de Aragón mientras tocan las campanas, lanzando tres vítols a San Antonio. A su paso, los vecinos encenderán hogueras e invitarán a bebidas, dulces y embutido al séquito real.

Mañana, día que se celebrará la fiesta de San Antonio, tras la misa solemne, de nuevo el Rey Páixaro montado a caballo recorrerá con su séquito las calles de Biar, seguido por cientos de vecinos con sus queridos animalitos. .Los vecinos de nuevo saldrán a la puerta de sus casas para ofrecer al Rey Páixaro las tortas y bizcochos que por la tarde se subastarán antes de comenzar la procesión.