Las Provincias

Fiestas y tradiciones de Valencia

Una llamada a dirigir la mirada a las personas sin hogar

  • Cáritas pide una estrategia para 200.000 ciudadanos de la Comunitat que viven en la calle o sufren exclusión residencial

  • La organización de la Iglesia atendió a través de sus programas a cerca de 6.000 necesitados de vivienda en 2015

Compromiso de la Administración para hacer visible la existencia de personas sin hogar, acciones para afrontar esa realidad y lucha contra la discriminación de quienes la sufren. Son los tres pilares sobre los que se apoya la llamada de Cáritas a dirigir la mirada -hacer visibles- a las personas que carecen de vivienda que les libre de una vida a la intemperie o en circunstancias de exclusión residencial. La organización católica acaba de dar a conocer sus planteamientos con motivo de la conmemoración, ayer, del Día de las Personas Sin Hogar. Y para alcanzar los objetivos Cáritas reclama «una estrategia autonómica».

El retrato social que describe revela cifras llamativas. Más de 200.000 personas -en concreto 214.169- en la Comunitat afrontan su día a día sin techo o soportando las más diversas situaciones de exclusión residencial: «La realidad de las personas sin hogar afecta no solo a los que viven en la calle», recalca la organización. De hecho, la fotografía descubre también los rostros de quienes carecen de contrato de arrendamiento, aquellos que se enfrentan a una notificación legal de abandono de la vivienda, personas que afrontan su día a día bajo amenaza de violencia y quienes se han visto obligados a residir con familiares o amigos.

Y a todos ellos se suman las personas que residen «en viviendas inadecuadas: en la Comunitat Valenciana, el cinco por ciento de la población vive en condiciones de hacinamiento».

El año pasado Cáritas respondió a 5.808 personas sin hogar que llamaron a las puertas de sus servicios residenciales. El perfil de todos ellos, como apunta la organización, se corresponde con el de «hombres con problemas laborales o de adicciones sin red social de apoyo, mujeres jóvenes y de edad intermedia separadas o divorciadas o que han sufrido malos tratos; personas inmigrantes, varones jóvenes extutelados que terminan en calle o personas que padecen algún problema de salud mental».

La experiencia acumulada en su recorrido les ha conducido a reclamar «una estrategia autonómica para la atención a las personas sin hogar». La institución de la Iglesia ofrece propuestas para acabar con la «cómoda miopía en la que vivimos». La primera es impulsar la «visibilidad y el reconocimiento de las personas sin hogar a través de un gesto que amplíe nuestra mirada cotidiana».

Políticas públicas

La segunda medida pasa por «activar el compromiso de las Administraciones para desarrollar políticas públicas que pongan a las personas en el centro y que apuesten por la protección y garantía de acceso a derechos humanos fundamentales como vivienda y salud, entre otros». La tercera propuesta es «generar mensajes positivos que luchen contra la discriminación y el estigma que sufren las personas en situación de sin hogar y que es una tarea esencial de los medios de comunicación».

Cáritas, además de denunciar la situación y dar a conocer sus propuestas, recordó que el pasado día 13 el Papa en su homilía del Jubileo de las personas socialmente excluidas afirmó que «la persona humana, colocada por Dios en la cumbre de la creación, es a menudo descartada, porque se prefieren las cosas que pasan. Y esto es inaceptable».

La semana pasada, en vísperas del Día de las Personas Sin Hogar, Cáritas y otras organizaciones que trabajan en este ámbito de la acción social han llevado a cabo distintas acciones de sensibilización. Una de las más llamativas fue la escenificación que el jueves tuvo lugar en la plaza de la Virgen.

Allí se representaron situaciones que reproducían las dificultades de quienes se ven obligados a vivir en la calle. Y fue allí donde se leyó el manifiesto de todas las entidades participantes.

Las instituciones que trabajan para ayudar a personas sin hogar en la ciudad de Valencia, y que han participado en el programa de actividades, son el Centro Ayuda a los Sin techo (CAST) del Ayuntamiento de Valencia, la Asociación Valenciana de Caridad, Cáritas Diocesana de Valencia, Comité Ciudadano Antisida, ACCEM, Asociación Natania, Fundación Salud y Comunidad, Médicos del Mundo, Misión Urbana, Obra Mercedaria y Plataforma Santa Ana.

Programa de sensibilización

Actividades deportivas, conferencias, una exposición de fotografías y una batucada, entre otras acciones, han completado el programa de todas estas instituciones para atraer hacia las personas sin hogar la solidaria mirada de la sociedad.

La obra social de los Hermanos de San Juan de Dios, que durante los últimos 25 años se ha dedicado en Valencia a atender a quienes se ven abocados a vivir en la calle, también conmemoró ayer el Día de las Personas Sin Hogar.

Inauguraron en el Muvim una instalación artística titulada 'De la casa al hogar', que es obra de Raquel Rodrigo. Se trata de una propuesta creativa que invita a visitar una casa ficticia decorada con muebles encontrados en la calle. La iniciativa persigue sensibilizar a la sociedad de la realidad que acompaña a las personas que carecen de casa con motivo del Día de las Personas Sin Hogar.

A pesar del mal tiempo, tuvo lugar una fiesta a la que siguió la inauguración de la instalación artística y después se celebró un coloquio en el que se analizaron distintas cuestiones en torno a la vida de quienes carecen de vivienda o tienen que habitar espacios que no ofrecen las condiciones más adecuadas.