Las Provincias

Fiestas y tradiciones de Valencia

Crecidos ante la adversidad

Crecidos ante la adversidad
  • El temporal arrasó en noviembre de 2015 su sede y dañó el instrumental de percusión y el archivo de partituras

  • Ni un tornado puede con la ilusión de la Agrupación Musical de Massarrojos, que reclama un local digno en el que poder ensayar

valencia. Hace poco más de un año, el 2 de noviembre de 2015, un tornado asoló parte de Massarrojos, causando el derrumbe de una nave anexa y graves daños estructurales en el salón parroquial de esta pedanía de la ciudad de Valencia. Un salón que también era la sede y la sala de ensayos de la Agrupación Musical de Massarrojos. Además de los daños causados en el instrumental de percusión y el archivo de partituras, este temporal fue el inicio de toda una serie de vicisitudes que aún persiguen a esta sociedad musical de 143 años de historia.

«Al principio nos trasladamos al Casino de la Asociación Cultural de Massarrojos que nos cedió sus espacios para que pudiéramos ensayar los lunes por la noche» -relata su presidenta Ana Sancha. «Eso nos obligaba a hacer un ensayo los lunes con percusión en un local sin acondicionar ni insonorizar y otro los jueves sin poder usar la percusión en las Escuelas Municipales con el trastorno que nos suponía. Hace tres semanas todo cambió cuando la policía local nos hizo saber que íbamos a ser denunciados por un vecino por las molestias que les ocasionaba nuestro ensayo semanal, lo que nos ha obligado a cesar nuestras actividades. En todo este año la precariedad, el nomadismo y la incertidumbre han afectado en gran manera la moral de los músicos haciendo mucho más difícil su trabajo. Incluso hay clases que se imparten en otro pueblo como son las de percusión que se llevan a cabo en la sede de la Unión Musical de Moncada, por lo que les estamos muy agradecidos».

Lejos de desanimarse, estas dificultades han servido de revulsivo y hoy por hoy la banda está más unida que nunca reclamando lo que por tradición merecen: un local digno donde poder ensayar y celebrar sus conciertos y unas aulas apropiadas para impartir enseñanzas musicales a los más de 80 educandos de esta modesta pedanía.

La movilización de los músicos con el apoyo del alcalde pedáneo, Carles Verdeguer, que también es componente de la banda, parece que están empezando a encontrar alguna solución. «El lunes que viene comenzarán los ensayos en l'Escoleta, una guardería de nueva construcción que permanece cerrada desde hace un año que finalizaron sus obras. La concejalía de Educación del Ayuntamiento de Valencia -propietaria del edificio- y la Conselleria d' Educació, Investigació, Cultura i Esport -que será quien lo gestionará en el futuro- han cedido el uso a la banda hasta septiembre de 2017, que es cuando está previsto que comience su actividad como guardería» -comentaba Verdeguer.

Estabilidad

La presidenta Ana Sancha agradece esta cesión y la rapidez con la que se ha gestionado pero reclama la búsqueda de una solución definitiva que acabe con esta insostenible y precaria situación. «Necesitamos un auditorio o una casa de la cultura con un local de ensayos digno y con las condiciones acústicas apropiadas. Un local que nos dé la estabilidad necesaria para poder llevar adelante nuestra labor artística y musical. Por ello vamos a seguir intentando implicar a nuestras instituciones como la Diputación y el Ayuntamiento de Valencia».

Los orígenes de la Agrupació Musical de Massarrojos se remontan a 1873 siendo una de las bandas más antiguas de l'Horta Nord. Desde entonces han participado regularmente en diversos certámenes consiguiendo un importante palmarés de premios entre los que destacan el Primer Premio con mención de honor del Certamen Internacional 'Ciudad de Valencia' del año 2000 y los Primeros Premios del Certamen Provincial de los años 2008 y 2014 además de varios segundos y algún tercero. Premios que como tantas otras cosas permanecen embalados a la espera de una definitiva ubicación.

Nuevos educandos

Pese a ser una pequeña pedanía de poco más de 2.000 habitantes, en sus aulas se han formado centenares de músicos. El próximo 4 de diciembre celebrarán el concierto de Santa Cecilia y 6 nuevos educandos se incorporan a la banda grande. Un día inolvidable para Isabel, Guillermo, Vincent, Patricia, Rafa y Cristina en el que culminan así años de estudio y preparación. Un solemne acto que se celebrará en la Casa de la Cultura del pueblo de Rocafort acogidos por sus colegas y vecinos de la Agrupación Musical de Rocafort y por su propio Ayuntamiento. Esperemos que pueda ser el último.