Las Provincias

Fiestas y tradiciones de Valencia

Unidos por una fiesta mejor

 La Casa de la Cultura de El Puig, repleta durante las cuatro horas que duró el encuentro.  :: rullot
La Casa de la Cultura de El Puig, repleta durante las cuatro horas que duró el encuentro. :: rullot
  • El presidente de la federación afirma que la presencia de militantes de todas las formaciones políticas refuerza el sentimiento de unión

  • Autoridades, aficionados, ganaderos, arquitectos o veterinarios comparten una intensa y productiva jornada de trabajo en El Puig

valencia. El Puig se ha convertido en el epicentro de los bous al carrer. La celebración de la jornada de «Bienestar animal y Seguridad en las Barreras», que organizaba la Generalitat Valenciana y la Federación de Peñas Taurinas de Bous al Carrer, dejó patente que la unión de todos los estamentos que participan en la fiesta es una realidad y que se trabaja día a día para conseguir un espectáculo mejor. El acto, celebrado en el salón de actos de una Casa de la Cultura repleta, contó con la presencia de decenas alcaldes de los principales municipios que realizan bous al carrer de las comarcas de l'Horta, Camp de Morvedre, Camp del Turia, así como de la provincia de Castellón junto a diversos concejales y jefes de policía. No faltaron numerosos aficionados, que asistieron con interés a las diversas mesas redondas programadas.

Para Vicente Nogueroles, presidente de la Federación, «la repercusión de la reunión de trabajo de El Puig es de una magnitud enorme, más de setenta alcaldes respaldando a la Federación de Peñas Taurinas de Bous al Carrer de la Comunitat Valenciana en su empeño de reforzar la Tauromaquia, crea un precedente que tiene que servir para recapacitar sobre lo que significa esta Fiesta en nuestra tierra. Que la unión entre autoridades y aficionados sea tan sólida como se mostró el otro día es algo que nos llena de satisfacción y nos anima a seguir trabajando». Para Nogueroles, la presencia de militantes de todas las formaciones políticas refuerza el sentimiento de unión que necesita el sector y ejemplifica el carácter apolítico de los bous al carrer: «una vez más el objetivo que perseguimos desde la UTCV y la Federación se ha hecho realidad, un objetivo que no es otro que despolitizar la Fiesta. Alcaldes y concejales de todas las formaciones políticas estuvieron dándonos su apoyo y brindando una colaboración muy estrecha para conseguir una fiesta de máxima seguridad tanto para los participantes como para los animales que participan en ellos».

Uno de los puntos álgidos de la jornada llegó con el debate sobre la figura del veterinario y su papel-hay que recordar que el Colegio de Veterinarios pide de un tiempo a esta parte la inclusión remunerada de sus afiliados en los festejos-. Para Nogueroles, «lejos de seguir con viejos encontronazos, este año en materia de bienestar animal hemos apostado por dar un paso adelante nosotros, los aficionados. Hemos mantenido varias reuniones con la Consellería de Agricultura y esperamos durante el invierno establecer el mismo acuerdo de colaboración y de cercanía que tenemos con Presidencia. Nuestra apuesta por la figura del veterinario es total, son parte principal de la Fiesta, nadie mejor que ellos para establecer un protocolo de seguridad en torno a la res. Tenemos un acuerdo de colaboración con un grupo de veterinarios, con la característica de que son también grandes aficionados. Durante el verano han acudido donde la ocasión lo ha requerido. Todo este trabajo de control de animales está reforzado por la máxima autoridad del festejo, el director de lidia y cómo no, por un cuerpo de seguridad, la Policía Autonómica, que a semejanza de las funciones que realizan en las plazas de toros, completan de una manera seria y oficial la labor en seguridad sobre los animales».

Alegaciones al decreto

El trabajo de las peñas no se detiene ni mucho menos con la reunión mantenida en El Puig. De hecho ya está cerrado el borrador de alegaciones al decreto de Tauromaquia que seguirá reglando una fiesta cada vez más segura y respetuosa como hasta la fecha con los animales. «Estoy seguro de que todas las medidas que la Federación ha planteado a la Generalitat, todas las alegaciones contundentes y con fundamento al decreto que regula la Tauromaquia serán bien acogidas por todos, Administracion, ganaderos, aficionados y todos los que de una manera u otra son partícipes del festejo taurino. El próximo paso, ya avalados por nuestros alcaldes y por la tranquilidad que nos ofrece la batería de medidas tomadas, es convocar con carácter de urgencia la Mesa de Debate Político en la que estudiar la forma de crear un pacto de no agresión hacia todas aquellas localidades que quieran organizar festejos taurinos».

Durante cuatro horas, en El Puig se habló de bous al carrer en una jornada cívica y muy intensa moderada con acierto por José Badía. Abrió la jornada Luisa Salvador, alcaldesa de El Puig, que no dudó en asegurar que «El Puig es taurino y apoyamos la Tauromaquia sin reservas». En su alocución, estuvo acompañada del diputado de Asuntos Taurinos de Valencia, Toni Gaspar, quien abogó por el trabajo y la unión: «es momento de trabajar unidos. El mundo lo cambia la gente, no es cuestión de una sola persona».

La ponencia del arquitecto Manuel Martínez ensalzó la excelente normativa en seguridad de la Comunidad y apostó por seguir creciendo. «Valencia cuenta con la mas estricta normativa de seguridad. Pero siempre se puede mejorar en pequeños detalles y en ello trabajamos», mientras que el veterinario Javier Mazón abogó por cuidar el producto controlando «las temperaturas y la posible deshidratación de los animales en los corrales y transportes». Cerró el acto la máxima autoridad en materia de bous al carrer, el director general de Respuesta a las Emergencias, José Maria Ángel, que se congratuló del «esmero e intensidad de todos los presentes por la Tauromaquia como punto de unión. Esta fiesta está más viva que nunca, ahí están las cifras de aumento de festejos que lo dejan patente cada año».

Además, se contó con la participación de José Luis Algora, veterinario y representante de la ganadería de Partido de Resina, uno de los hierros más codiciados y emblemáticos para el festejo popular, que se refirió a la calle «como festejo mayor» al ser la base de la afición y dejó claro que «los más interesados en el bienestar animal son los peñistas q aportan su ilusión y su dinero. A veces la Administración hace leyes tan absurdas que rozan el sinsentido. Hay que buscar algo equitativo y racional, sentarse hablar y solucionarlo».