Las Provincias

Fiestas y tradiciones de Valencia

Un manto para la Mare de Déu

Un manto para  la Mare de Déu

La falla S Vicente-Periodista Azzati, antes San Vicente-Falangista Esteve fue la comisión que inició la ofrenda de flores a nuestra patrona, hará en el próximo mes de marzo, setenta y cinco años.

Como ocurre en muchas ocasiones, nació de un forma muy sencilla, natural, para transformarse a los pocos años el acto más multitudinario y de mayor participación de la fiesta fallera. A la fallera mayor de SanVicente Falangista Esteve de 1942 , Paquita Pérez Pérez le regalaron un ramo de doce claveles rojos. La joven emocionada, no lo pensó ni un minuto. Comentó a sus falleros que le haría ilusión llevar esas flores a la Virgen de los Desamparados. En un pensat i fet, nada organizado, allá se fueron toda la comisión con la banda de música Masarrochos a acompañar a su fallera mayor hasta la Virgen.

La sorpresa fue que se encontraron las puertas cerradas. Tras unas gestiones se abrió la entonces Capilla Real y Paquita pudo cumplir con su deseo. Así nacía la ofrenda de flores, pues en muy poco tiempo el gesto se contagió. Dos años después la Junta Central Fallera organizó la ofrenda de flores desfilando las comisiones por la calle de la Paz, entrando en la Basílica de la Virgen.

La actual comisión que preside José Luis Cuenca ha comenzado las efemérides ofreciendo a la Mare de Déu un manto, confeccionado por todos los falleros. Durante muchas tardes y noches, han cosido, han hecho orillas, colocado el fleco, un manto precioso sobre el patrón que les proporcionó la camarera de la Virgen, Ángeles Serrano, coordinando a los falleros y falleras Lolin Domínguez y también María José Piqueras.

Hace unas semanas, toda la comisión, vestidos con las mejores galas valencianas, acompañados por la colla de dolçainers de Paco Blasco, en pasacalle por la calle de San Vicente portaron el manto hasta la Real Basílica. Juntas las falleras mayores de 2016, María Cuenca y Mireia Molina, las falleras del centenario -pues el año pasado esta falla cumplió cien años- y las falleras mayores de 2017, Laura Giménez y Adriana Pérez. Allí todos reunidos como una gran familia siguieron la celebración eucarística.

Al finalizar, se procedió a la bendición del manto y posterior ofrecimiento a la Mare de Déu. Un momento muy emotivo que marca el inicio de los actos que esta veterana comisión va a llevar a cabo en los próximos meses. Entre ellos, destaca la visita de la imagen peregrina de la Mare de Déu a mitad mes de febrero. La ilusión de toda la comisión, que esos días, cuando la Virgen visite las calles de su demarcación, luzca el manto que con tanto cariño han cosido.