Las Provincias

Fiestas y tradiciones de Valencia

En clave de mujer

En clave de mujer
  • Ninguna obra sinfónica de una compositora ni española ni valenciana ha sido interpretada nunca en el Certamen Internacional de Bandas 'Ciudad de Valencia'

  • Directoras y compositoras reivindican la igualdad de oportunidades

valencia. Pese a lo que pueda parecer, la integración de las mujeres a las plantillas de las bandas de música es un fenómeno relativamente reciente. La primera vez que tres mujeres participaron como intérpretes en el Certamen de la Feria de Julio, hoy conocido como Certamen Ciudad de Valencia, fue en 1944. Así nos lo cuenta Alfredo Ruíz Cerveró, autor de 'Una Historia irrepetible en el Mundo Musical', un libro dedicado a la historia del Certamen Ciudad de Valencia. «Fue en 1944 cuando la Banda Patronato Musical de La Pobla Llarga concursó con tres jóvenes clarinetistas en su plantilla. Se llamaban: Remedios Cardona, Otilia Barberá y Pilar Rodríguez. Esta incorporación fue un hecho que causó una honda expectación y que fue muy aplaudido por lo inusual, pues era la primera vez que una mujer participaba en el Certamen Ciudad de Valencia», explicó. En el Ateneo Musical de Cullera también fueron pioneros en incorporar a mujeres en su plantilla y fue en 1949 cuando, por primera vez, una mujer en Cullera pudo formar parte de una de sus bandas de música.

Desde entonces, las mujeres ocupan con total normalidad plazas de intérpretes en nuestras bandas de música, como músicos o desempeñando cargos de directivas o presidentas de sus sociedades musicales. Pese al tiempo transcurrido, aún hoy en día, es muy difícil encontrar mujeres directoras o compositoras de obras para banda.

Andrés Valero-Castells, catedrático de composición del Conservatorio Superior de Valencia, comenta su experiencia como docente. «En los 13 años que llevo impartiendo clases de composición en el conservatorio siempre he tenido alumnas tanto cursando sus estudios como haciendo las pruebas de acceso». Valero-Castells reconoce la escasez de oportunidades que existen en general para los nuevos compositores, tanto si son hombres como mujeres. «Hoy en día es totalmente imposible vivir de la composición. Muchos de mis alumnos cursan estos estudios para dedicarse después a la enseñanza de armonía o análisis. Creo que hay que crear nuevos espacios y oportunidades para favorecer a los autores». Relata Andrés Valero como «una de las primeras cosas con las que acabó la crisis que estamos viviendo fueron los encargos de nuevo repertorio. Tanto los encargos de las entidades públicas como los que nacían de sociedades musicales o asociaciones privadas. No soy muy partidario de crear cuotas ni de buscar la paridad porque sí. Prefiero reivindicar la calidad en sí misma, independientemente de si es un hombre o una mujer el autor de la obra».

Lo cierto es que hay mucho camino que recorrer entre hombres y mujeres en el mundo de la dirección y de la composición de música para banda. En 130 años de historia, ninguna obra sinfónica de compositora ni española ni valenciana ha sido interpretada nunca en el Certamen Internacional de Bandas 'Ciudad de Valencia'. Sólo han sido tres las compositoras extranjeras capaces de romper ese mal llamado techo de cristal: las francesas Ida Gotkovsky y Germaine Tailleferre y la holandesa Coby Lankester. En el mundo de la dirección de bandas las estadísticas no son mucho mejores: Sólo han sido cuatro las mujeres que han participado como directoras en los 130 años de vida de este concurso: La primera fue en 1986 Pilar Ruiz al frente de la Sociedad Unión Musical de Simat de la Valldigna. Le siguió Sara García en 2009 dirigiendo la Banda de Música Font d'en Segures de Benassal. La tercera fue Mª Jesús Herrero en 2012 dirigiendo a la Banda Sinfónica «Amando Herrero» de Algeciras (Cádiz). La cuarta mujer directora es Hiroto Takaya capitaneando a la Aomori Prefectures High School Band de Japón en 2016, que además es la única que ha alcanzado el Primer Premio de su sección.

Pese a las demoledoras estadísticas, hay grandes profesionales que se han ganado el respeto del mundo musical valenciano: Las directoras Lidón Valer y Beatriz Fernández Aucejo son buena prueba de ello, ambas reconocidas profesionales en todos los ámbitos bandísticos y musicales.

En el mundo de la composición, fue un acierto que CulturArts Música diese una oportunidad a Amparo Edo Biol. Su obra 'Flor de Mayo', estrenada en el pasado Certamen de la Comunitat Valenciana, ha despertado muy buenas críticas. Este encargo para la máxima sección permitió que esta joven compositora valenciana afincada en Los Ángeles hiciera un paréntesis en sus compromisos profesionales para escribir esta composición inspirada en la novela homónima de Vicente Blasco Ibáñez.

Pero Amparo Edo no es la única compositora valenciana que está dando pruebas de su gran calidad. Pese a su juventud, Sara Galiana acaba de alzarse con el 1º Premio del I Concurso de composición para Banda convocado por la Banda Simfònica Ciutat d'Eivissa. Su obra 'Stonage' se estrenará el 19 de noviembre en Ibiza, día en el que también se presentará el CD que la incluye. Se trata de una obra sorprendente donde se aúnan sonidos tribales y étnicos en una composición con una enorme personalidad y estilo propio. Galiana es, sin duda, otro nombre a tener muy en cuenta.