Las Provincias

Fiestas y tradiciones de Valencia
Izan Lázaro; Valeria Lleó y Aroa Quevedo, de Linterna. :: lp
Izan Lázaro; Valeria Lleó y Aroa Quevedo, de Linterna. :: lp

Linterna-Na Robella y San Marcelino militarán en la sección de Primera A

  • Mercado Central tendrá que decidir antes de que acabe el mes el artista y si sigue en Especial o tiene que bajar a la categoría de Plata

valencia. La economía de las fallas todavía no está para tirar cohetes, pero cada vez más son las comisiones que hacen un esfuerzo para darle más categoría a sus fallas. Para el presente ejercicio son ya al menos dos las comisiones que aspiran a sumarse a la categoría de plata. Se trata de Linterna-Na Robella-Barón de Cárcer y Arzobispo Olaechea-San Marcelino.

Si bien los contratos y los proyectos se presentarán a final de mes en las oficinas del gremio, Linterna tiene muy claro el objetivo de instalarse en Primera A.

El presidente de Linterna-Na Robella, Francisco Maestre, explica que han hecho números para poder estar en esta sección. «Hemos hecho los deberes para en los tres próximos años tener garantizadas las finanzas y poder estar en Primera A», comenta Maestre.

De hecho, han ido subiendo de Segunda B a Segunda A, luego Primera B y ahora quieren ir a la categoría de plata.

Para estrenarse en la sección contarán con el artista Carlos Borrás. Este joven artesano había hecho un receso para coger nuevas ideas, pero años antes había plantado en Bolsería-Tros Alt o en Quart-Palomar. «El artista vuelve con ilusión y tenemos proyecto para competir en podio», asegura el presidente que lleva 27 años en el cargo.

En cuanto a presupuesto, dicen que se moverán en la media de Primera A, sobre los 40.000 ó 42.000 euros. Son 240 falleros y Maestre recuerda que en 1989 «éramos sólo 52». Eso sí, explican que el presupuesto no sale sólo de las cuotas de los falleros, «al estar en la zona de Barón de Cárcer es más fácil poder encontrar un apoyo de las firmas».

Esta comisión tiene un grupo de dansà y en su casal ensaya la orquesta de vents de Ciutat Vella.

Otra de las fallas que quiere militar en Primera A es Arzobispo Olaechea-San Marcelino. Su presidente, Javier de la Torre, comenta que hubo un año que estuvieron en Primera A «de forma accidental, pero este año queremos estar en esta sección».

Y es que en 2011 el corte de los presupuestos les llevó a la sección de Plata. Ese ejercicio tenían como artista a Luis Herrero, pero la idea era militar en Primera B, y al final consiguieron uno de los últimos palés de Primera A.

A la pregunta de por qué este año quieren subir, Javier de la Torre explica que «nuestro artista, Paco Torres, nos dijo que tenía un buen proyecto para poder ir a Primera A y nosotros hemos hecho un esfuerzo para hacerlo posible».

Torres firma esta falla por quinto año, pero en este ejercicio este artista que también planta en El Pilar (en Especial) quiere ir a por todas. «El año pasado en Primera B íbamos con un presupuesto de entre 28.000 y 30.000 euros y para este año queremos invertir 43.000 euros». De la Torre dice que es un salto importante «y lo hemos dado porque hemos quitado las mascletaes, ya que cada vez hay más complicaciones para montarlas».

Una de las fallas que todavía no ha confirmado si se queda en Especial o da un paso atrás a Primera A es Mercado Central. Está previsto que en breve confirme el artista que tomará el relevo de Vicente Martínez. Es muy posible que pase a Primera A puesto que están a la espera de que se resuelva un tema judicial por el que se les reclaman cerca de 42.000 euros, dinero que haría difícil mantener el nivel.