Los vicentinos se oponen al traslado de la festividad del patrón de Valencia

Procesión de la festividad de San Vicente Mártir. / J. SIGNES
Procesión de la festividad de San Vicente Mártir. / J. SIGNES

Ribó respalda la propuesta de Fuset de mover la jornada no lectiva al 18 de marzo, ya que supondría «potenciar las Fallas»

LOLA SORIANO VALENCIA.

La propuesta de debate lanzada por el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, para estudiar la viabilidad de declarar festivo local el 18 de marzo, con el consiguiente traslado al fin de semana de la festividad de San Vicente Mártir, se ha encontrado ya con el rechazo de los colectivos vicentinos.

Las asociaciones defensoras del patrón de Valencia no quieren que la figura de San Vicente Mártir quede marginada y piden que se respete la memoria del santo. Salvador Raga, de la asociación Vía Vicentius Valentiae, Vía Romana explica que «los valencianos somos gente de costumbres y tenemos bastante asumidos los días festivos». Y añade que «nos parece una falta de respeto, como defensores de las tradiciones que somos, que se trate de mover algo que siempre ha funcionado bien. Obedece a otros intereses».

Más información

La presidenta de Valencia Cultural Vía Augusta y Camino de San Vicente Mártir, Paqui Llosá, dice de forma tajante que «no nos parece bien. San Vicente Mártir no se trata de una fiesta local cualquiera». Resalta que «estamos hablando de un santo universal. En toda Europa se celebra el 22 de enero, ya que es patrón de los viticultores de Francia, Alemania, Bélgica y Suiza».

Las entidades temen que la celebración del santo pase desapercibida si se hace un domingo

Llosá añade que «hay 453 iglesias, ermitas y parajes dedicados a San Vicente Mártir y lo celebran el 22 de enero y aquí, en Valencia, que es donde sufrió el martirio, lo quieren cambiar. Es inadmisible». También opina que si se pasara la festividad a domingo «se despersonalizaría. Pasaría desapercibido. Sería incongruente que el resto del mundo lo celebre ese día y nosotros no». A pesar de ello, explica que los colectivos vicentinos se van a reunir en breve para tratar este asunto.

Rosa Araixa, presidenta del Foro cultural valenciano de la Roqueta, detalla que «nos parece bien cualquier cosa que favorezca las tradiciones y fiestas valencianas, pero tememos que esta propuesta haga que se diluya la fiesta del patrón de Valencia. Tenemos que reunirnos y ver las cosas positivas y negativas».

Araixa indica que «no estaría mal trasladarlo a domingo si realmente se reforzara más y acudiera más gente, pero desconfío de que se mantuviera el interés por la figura del santo por parte de la Iglesia». También dice que agradece «que el Consistorio y todos los políticos hayan hecho referencia a que se consensuará antes de tomar una decisión».

Por su parte, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, respaldó ayer la idea de Fuset de declarar día festivo local el 18 de marzo. Dijo que trasladar el próximo año el festivo local a la víspera de San José «supone potenciar estas fiestas». Aclaró que «no es una decisión cerrada sino una propuesta que pretende hablar con todo el mundo», desde el Arzobispado de Valencia hasta las asociaciones vicentinas y la sociedad.

Ribó indicó que «se trata de permutar. Pasarla a domingo contribuiría a dar más posibilidades a este día que conmemorándolo entre semana». Detalló que el día de San Vicente aparece muchas veces deslavazado. Pasarlo a domingo seguramente aporte que la fiesta se puede desarrollar mejor». Y apuntó que «la traslademos no quiere decir que nos la cargamos porque es una celebración que valoramos mucho. Hemos sido los que nos hemos encargado de la rehabilitación de la Roqueta».

Más

Fotos

Vídeos