El tripartito mantendrá la encuesta fallera pese al aviso de sanción de Protección de Datos

El alcalde Ribó, en su comparecencia de ayer. / manuel molines
El alcalde Ribó, en su comparecencia de ayer. / manuel molines

Ribó ve un trasfondo político en el expediente abierto al Consistorio al decir que la directora de la Agencia fue un alto cargo de Cospedal

P. MORENO

valencia. El alcalde Joan Ribó opinó ayer por primera vez desde que trascendiera el inicio de procedimiento de declaración de infracción abierto por la Agencia de Protección de Datos tras la llamada encuesta fallera, con dos presuntas infracciones muy graves por vulnerar la normativa. Y lo hizo asegurando que mantendrá la difusión del trabajo pese a la advertencia de multa del organismo estatal, además de vincular el proceso con el hecho de que la directora, Mar España, fuera viceconsejera en el Gobierno de Castilla-La Mancha, presidido por la actual ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

Ribó confirmó que se ha enviado un primer informe, firmado por la alcaldesa accidental, Pilar Soriano, donde entre otras cuestiones se solicita una ampliación de plazo, lo que seguramente no será necesario. El alcalde añadió que «estoy a punto de enviarlo a todas las empresas que hacen investigación sociológica para que vean lo que puede pasar, al primero de ellos al CIS, si hicieran el mismo análisis que han hecho al Ayuntamiento, en estos momentos estaría con aviso de expediente» de sanción.

Notificados el día 9

Como adelantó LAS PROVINCIAS, la Agencia de Protección de Datos envió el pasado día 9 al Consistorio una notificación con el informe que realizaron los inspectores tras la visita el 29 de junio a las dependencias de la concejalía de Cultura Festiva y la empresa contratada para la encuesta.

El argumento central de la presunta infracción muy grave, sancionada con una multa que va desde los 300.001 a los 600.000 euros, es que los encuestadores vulneraron el artículo 7.2 de la Ley de Protección de Datos, donde se dice: «Sólo con el consentimiento expreso y por escrito del afectado podrán ser objeto de tratamiento los datos de carácter personal que revelen la ideología, afiliación sindical, religión y creencias», lo que no se hizo en la encuesta encargada por el delegada Pere Fuset, para según él cumplir una de las peticiones de la Unesco tras la declaración de las Fallas como Patrimonio de la Humanidad.

«Me llama profundamente la atención, que una cosa que es práctica habitual y continuada de todas las empresas que hacen encuestas, que se pida al Ayuntamiento cuando no tenemos los datos, que los tiene la empresa. Es una situación extraña, puede ser que tenga que ver con la presidenta de la Agencia de Protección de Datos, que era viceconsejera del PP en Castilla-La Mancha», comentó Ribó.

Fuentes del PP replicaron que la misma directora, Mar España, desestimó una petición del grupo popular para que no se utilizaran una serie de datos personales en la difusión del caso conocido como 'Ritaleaks', una de las campañas principales de Compromís contra Rita Barberá en 2015 y que finalmente fue desestimado por un juzgado. «Entonces no dijeron nada, ni ellos ni nosotros, acerca de la decisión de la Agencia de Protección de Datos. ¿Por qué ahora resulta que todo tiene una intención política? ¿Ya no le interesa lo que dice la entidad?», dijeron las mismas fuentes.

Acerca del requerimiento de la Agencia para que cese la utilización de los datos de carácter personal, lo que supone otra presunta infracción muy grave con la misma multa que la primera, Ribó dijo que «no podemos hacerle caso, porque los datos personales no los hemos tenido nunca, los ha utilizado la empresa en un fichero separado, no podemos utilizar unos datos que nunca hemos tenido, es una imposibilidad».

Añadió por último que el procedimiento seguido «es el mismo que hace el CIS, si ellos han hecho algo mal, nosotros también. Hemos usado métodos normalizados», para opinar que «el alboroto es interesado, mira quién lo arma y de donde viene la presidenta».

Fotos

Vídeos