Segundo ataque «homófobo» contra una falla que trata la igualdad sexual

Los ninots que han sido asaltados en la falla Carrer de Dalt-St. Tomás./LP
Los ninots que han sido asaltados en la falla Carrer de Dalt-St. Tomás. / LP

El monumento infantil fue «gravemente destrozado» un día después del asalto al ninot de la falla República Argentina-Dr. Pallarés

EUROPA PRESSValencia

El monumento infantil de la falla Carrer de Dalt-St. Tomás de Valencia sobre diversidad e igualdad sexual fue «gravemente destrozado» durante la pasada noche. Se trata del segundo ataque «homófobo» en dos días, después del que sufrió un 'ninot' de República Argentina-Doctor Pallarés Iranzo que mostraba un beso, según ha denunciado en su muro de Facebook el presidente de la Junta Central Fallera (JCF), Pere Fuset.

Esta falla del barrio del Carmen, creada por el artista fallero Víctor Valero bajo el lema 'Diferents', está compuesta por chicos que portan carteles para denunciar los problemas a los que se enfrentan por ser trans o por su color de piel, además de por enfermedades como el autismo. El monumento recibió el premio Arco Iris de Lambda, colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de Valencia.

El monumento fallero tras el incidente.
El monumento fallero tras el incidente. / LP

En las fotografías que ha compartido el también concejal de Cultura Festiva se aprecia que algunas de las figuras que componen la falla han sido completamente arrancadas de la base. «Parece que la homofobia no soporta las fallas inclusivas y críticas con su odio irracional y troglodita», ha lamentado Fuset en la red social, para destacar el mimo que ha puesto el artista en crearla.

Este pasado jueves, el 'ninot' de República Argentina-Doctor Pallarés Iranzo (L'Amistat) que mostraba un beso entre dos chicos --uno blanco y otro negro-- también fue destrozado, según denunciaron la comisión, el artista fallero Cristian García Carrasco y el presidente de la Junta Fallera. En este caso, encontraron la cabeza del chico blanco arrancada.

«No hay explicación para que en pleno siglo XXI sigan pasando estas cosas», lamentó el creador de la pieza en su perfil de Instagram, para recalcar que «en esta sociedad ya no cabe la homofobia».

Fotos

Vídeos