Ribó se resiste a entregar el expediente tras la sanción de Protección de Datos a Fuset

El alcalde Joan Ribó, ayer, en una intervención en el pleno. / irene marsilla
El alcalde Joan Ribó, ayer, en una intervención en el pleno. / irene marsilla

El alcalde vuelve a negar al PP el acceso a la documentación y ratifica que recurrirá la infracción muy grave ante la Audiencia Nacional

PACO MORENO | LOLA SORIANO VALENCIA.

«¿Va a conceder acceso a este grupo municipal o contestar el recurso de reforma pendiente desde octubre?» El concejal del grupo popular Félix Crespo tuvo que recurrir ayer al turno de ruegos y preguntas en el pleno del Ayuntamiento de Valencia para interpelar al alcalde Joan Ribó sobre el expediente abierto el pasado agosto por la encuesta fallera y que ha derivado en una infracción muy grave decretada por la Agencia de Protección de Datos a la iniciativa gestionada por el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset. La respuesta del primer edil no fue un rechazo taxativo, aunque argumentó que presentarán un recurso en la Audiencia Nacional y que el «expediente no es sólo del Ayuntamiento». La realidad es que sigue cerrado a cal y canto al no haber acabado su tramitación.

El grupo popular ha realizado numerosos intentos con requerimientos de todo tipo, tanto en la alcaldía como en la concejalía de Cultura Festiva, para poder estudiar toda la documentación del caso. Para ello necesita una contraseña con la que acceder a las carpetas de la Plataforma de Administración Electrónica, la principal herramienta de gestión del Consistorio desde hace años.

La opacidad se ha extendido también a los medios de comunicación. LAS PROVINCIAS pidió varias veces las alegaciones presentadas a la propuesta de sanción de la Agencia de Protección de Datos, al igual que otros documentos, siempre sin éxito. El pasado martes la entidad hizo pública en su página web la resolución decretando que lo sucedido en la encuesta fallera supone una infracción muy grave, aunque eso no ha servido para que la oposición tenga acceso a toda la documentación.

Crespo: «No entendemos el empecinamiento de no darnos acceso a la información necesaria» La alcaldía tiene pendiente desde octubre responder a un recurso por la opacidad en la entrega de informes

«Nos preocupa que hayamos tenido que esperar a ver la resolución definitiva en la web de la Agencia de Protección de Datos, cuando pedimos desde agosto acceso a todo el expediente», explicó Crespo. El documento del organismo estatal hace un resumen de las alegaciones y argumentos dados por el gobierno municipal para evitar la infracción, aunque la oposición reclama copia de todas las comunicaciones e informes que se han generado. Crespo dijo al acabar el pleno «no entender el empecinamiento de Ribó de no entregar el expediente. Desde luego seguiremos pidiéndolo porque forma parte del derecho de los concejales a hacer oposición, necesitamos la información». En la misma sesión lo pidieron por escrito y la respuesta de Fuset fue remontarse al informe del pasado día 18, donde también se rechazaba.

El primer edil ratificó la presentación de un recurso judicial: «No estamos de acuerdo con la resolución porque desde el Ayuntamiento hemos tenido un comportamiento claro y justo». La infracción muy grave se refiere a que no se pidió permiso por escrito al millar de encuestados que participaron en el trabajo cuando se les interpeló por cuestiones relacionadas con sus creencias religiosas o la ideología. Esto supone, según ha concluido la Agencia de Protección de Datos, una vulneración de los derechos de los encuestados, según se define en la legislación española. La entidad abrió el expediente de oficio, lo que fue calificado como algo «no habitual» por el primer edil.

La petición de Crespo incluía también una interpelación sobre el recurso de amparo tramitado ante la alcaldía el pasado octubre, del que tampoco tiene respuesta pese a que el plazo máximo para la contestación es de un mes, según afirmaron fuentes de esta formación, quienes añadieron que se han producido «varias resoluciones del Defensor del Pueblo, una referida al proyecto de remodelación de la plaza de la Reina y otra sobre la Fundación InnDEA, donde nos ha dado la razón de que el acceso al expediente debemos tenerlo aunque no haya concluido su tramitación».

La cuestión salió a colación antes de que saltara el tema de la encuesta fallera. El pleno aprobó de manera inicial el nuevo reglamento orgánico, donde el concejal popular Alfonso Novo criticó que «los cambios han sido insuficientes y lo que es más triste, lo que se podía mejorar se ha empeorado limitándose la labor de la oposición al introducir restricciones a los concejales para acceder a la documentación en los expedientes». Por el contrario, el primer edil aseguró que los cambios responden a «la voluntad del equipo de gobierno de incrementar la representación y la participación ciudadana en las decisiones de ciudad».

De la encuesta fallera y el resultado de la investigación de Protección de Datos, también opinó ayer la concejal de Ciudadanos Amparo Picó. La edil lamentó que «las Fallas se vean empañadas por un concejal reprobado por los presidentes», para reclamar que se depuren responsabilidades ante la sanción.

Más

Fotos

Vídeos