Ribó recurre en la Audiencia Nacional la sanción por la encuesta fallera

El alcalde Ribó, en el hemiciclo. / jesús signes
El alcalde Ribó, en el hemiciclo. / jesús signes

El tripartito concede al PP el acceso al expediente sobre la vulneración de la Ley de Protección de Datos ocho meses después

P. M. VALENCIA.

El Ayuntamiento aprobó ayer en la junta de gobierno la presentación de un recurso en la Audiencia Nacional contra la sanción impuesta por la Agencia de Protección de Datos, que declaró a finales de enero como infracción muy grave la encuesta fallera realizada por la concejalía de Cultura Festiva.

El asunto generó una gran polémica en las fallas, debido a que se preguntó a los encuestados por sus preferencias políticas y religiosas, cuando se trataba de un estudio sobre la fiesta. El artículo 7.2 de la Ley Orgánica de Protección de Datos tipifica como muy grave en el artículo 44.4.b) la falta de un consentimiento expreso y por escrito del encuestado cuando se realizan preguntas sobre ideología o creencias religiosas. Esto es lo que sucedió con el estudio realizado por la delegación dirigida por el concejal Pere Fuset.

La sanción fijada va de 300.001 a 600.000 euros en caso de que se hubiera tratado de una empresa privada. Al ser una Administración pública se «comunicará la presente resolución al Defensor del Pueblo». El gobierno municipal calificó de «reprimenda» la sanción en un intento de restarle importancia, pero el caso es que la junta acordó ayer la presentación de un recurso.

Desde que surgió la primera propuesta de sanción, en agosto del pasado año, el grupo popular ha estado pidiendo el acceso al expediente, con la negativa reiterada del propio Fuset y del alcalde Joan Ribó. Ayer, el mismo día que pasaba por la junta la propuesta del recurso, el PP recibió la contraseña que les permite entrar en la carpeta donde figura toda la documentación.

«Tenemos hasta 29 peticiones y reiteraciones distintas desde entonces», señalaron fuentes de la formación. El portavoz, Eusebio Monzó, manifestó que «la actitud de Joan Ribó y sus socios del tripartito ha sido bochornosa e impropia del alcalde de Valencia al negarnos continuamente durante los últimos ocho meses el acceso al expediente municipal sobre este asunto».

«Ha quedado demostrado, para vergüenza del alcalde, que el expediente sobre la infracción era totalmente municipal y que debería haber informado sobre el mismo de acuerdo con la Ley de Transparencia, porque cómo se entiende ahora que Ribó autorice en la Junta de Gobierno el inicio de acciones judiciales para recurrir el fallo si no se trataba un expediente del Ayuntamiento», declaró Monzó.

La resolución de la Agencia fue el 22 de enero y un mes después se pidió a la Asesoría Jurídica municipal previo al ejercicio de acciones judiciales. «Ribó ha estado ocultando la información sobre la encuesta a los falleros sin justificación alguna, vulnerando los derechos de los concejales del PP de acceder a todos los datos de un expediente generado por el Ayuntamiento», lamentó.

Monzó añadió que «el alcalde va gastar los recursos municipales y el dinero de los valencianos para recurrir un fallo de la Agencia de Protección de Datos que sentenció que el Ayuntamiento cometió una infracción muy grave por preguntar a los falleros por su tendencia política».

Fotos

Vídeos