La reunión con el concejal Pere Fuset, pendiente de fecha

Lola Soriano
LOLA SORIANO

La reunión con los presidentes de falla convocada por la Interagrupación para debatir sobre la tensa situación existente con el concejal de Cultura Festiva sirvió para dejar claro que los falleros quieren regresar al diálogo pero sin condiciones. Argumentaron que el congreso sería cuando quisieran los falleros, no por imposición. Y ese mensaje es el que la directiva de la Interagrupación tendrá que trasladar en breve al concejal Pere Fuset. En principio, será esta próxima semana cuando, una vez concluidos los actos festivos del 9 d'Octubre, se citen las partes para hablar y tratar de acercar posturas.

La decisión de los presidentes de falla se acordó en la pasada noche del jueves, pero el viernes el edil tuvo una apretada agenda, con la junta de gobierno, y el presidente de la Interagrupación tenía que recoger el premio 'Crit Valencià de l'Any 2017' otorgado por Lo Rat Penat. De modo, que estos días tendrán que fijar la fecha para tender puentes y reconducir la situación. Además, todavía sigue pendiente que el alcalde de Valencia, Joan Ribó, reciba a la directiva de la Interagrupación de fallas.

Fotos

Vídeos