El PP reclama a Ribó las alegaciones de la encuesta fallera tras esperar 19 días

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, en una comparecencia pública.
El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, en una comparecencia pública. / irene marsilla

Crespo pide amparo al alcalde y presenta una solicitud al Síndic de Greuges para recibir la documentación enviada a Protección de Datos

PACO MORENO VALENCIA.

Diecinueve días después de pedir acceso al expediente abierto por la concejalía de Cultura Festiva por la presunta infracción cometida en la encuesta fallera, el concejal del grupo popular Félix Crespo denunció ayer que ha tenido que pedir amparo al alcalde Joan Ribó, además de presentar también una reclamación en el Síndic de Greuges. La normativa indica que en el plazo de cinco días se debe resolver el acceso informático o una denegación argumentada, lo que no ha ocurrido en este caso. El expediente incluye las alegaciones del Consistorio y de la empresa contratada, así como la ampliación de plazo concedida por la entidad.

El edil dijo que la solicitud de acceso al expediente se realizó el 14 de agosto, tres días después de que el grupo popular denunciara que se había comprobado la creación, el 10 del mismo mes, de un expediente por la concejalía de Cultura Festiva, donde la Agencia de Protección de Datos dictaba una resolución bajo el epígrafe 'Acuerdo de inicio de procedimiento de declaración de infracción de administraciones públicas'.

Como adelantó entonces LAS PROVINCIAS, se trata de una presunta infracción muy grave en materia de protección de datos, dividida en dos sanciones que tienen una cuantía máxima cada una de 600.000 euros. Los inspectores detectaron que no se había pedido el permiso expreso y por escrito de los encuestados para utilizar sus respuestas sobre ideologías o creencias, además de difundir los resultados.

En opinión de Crespo, el informe de los inspectores puso en «evidencia los incumplimientos normativos en materia de protección de datos en las encuestas realizadas al colectivo fallero con dos sanciones catalogadas como muy graves». Ribó dijo a la vuelta de vacaciones que el tratamiento de los datos no había sido realizado por el Ayuntamiento y que la metodología empleada por los encuestadores había sido la misma que la empleada por el Centro de Investigaciones Sociológicas.

El edil popular explicó que «debido a la vulneración de nuestros derechos como concejales por parte del señor Fuset y transcurridos ampliamente los cinco días naturales y no existir resolución denegatoria como lo regula la legislación, hemos ejercido nuestro derecho a solicitar amparo al alcalde».

El motivo es que en el plazo de diez días naturales «responda a este grupo municipal como señala el Reglamento Orgánico del Pleno". Añadió que «no hemos podido acceder al expediente en la plataforma PIAE y obviamente no poder visionar el contenido de todos los documentos y trámites llevados a cabo en el mismo hasta la fecha».

La única información disponible para la oposición ha sido observar en los epígrafes de los distintos pasos de la tramitación, como que se ha concedido una prórroga de cinco días por parte de la Agencia de Protección de Datos posterior a la solicitud por parte de Cultura Festiva y que la empresa ha enviado alegaciones a la citada Agencia.

La solicitud de ampliación de plazo fue firmada por la alcaldesa accidental Pilar Soriano. El organismo estatal otorgó diez días hábiles que acababan el pasado día 24 y tiene un máximo de seis meses para resolver desde el inicio del proceso. Crespo indicó que confía en que el alcalde le dé una rápida respuesta a lo solicitado, «e inste de ahora en adelante al señor Fuset a facilitar la documentación en tiempo y forma como le indica el Reglamento».

Fotos

Vídeos