Ratifican la expulsión del delegado acusado de usar un lenguaje machista

La Junta no abre de momento expediente, pero aparta a Paco Sivera de cualquier acto protocolario donde asista la corte de honor

LOLA SORIANO

valencia. La directiva de la Junta Central Fallera ratificó anoche su decisión ya avanzada el viernes de expulsar a un delegado de sector de la delegación de Festejos por haber recibido acusaciones de usar un lenguaje machista referido a dos componentes de la corte de la fallera mayor de Valencia 2018.

Si bien el pasado fin de semana ya tenían acordada la decisión, ayer, la comunicaron de forma presencial al delegado, Paco Sivera.

En una reunión celebrada por la tarde, la directiva, ratificó la medida. «Le hemos comunicado que no va a seguir en el área de Festejos», indicó el secretario general de la Junta, Ramón Estellés. De igual modo, le explicaron que podría optar a otra delegación, pero según explican en la Junta, «manifestó que quería seguir en Festejos o quedarse sin delegación».

Sivera seguirá en la Junta como delegado de sector pero no tendrá tarea asignada en ningún área

Paco Sivera seguirá de delegado de sector, puesto que fue elegido por los presidentes, pero no tendrá una función concreta en la Junta. A la pregunta de si se ha abierto o no expediente disciplinario, el secretario general, Ramón Estellés, detalla que «no ha habido petición formal o iniciativa por parte de las componentes de la corte y yo, de oficio, no voy a abrir expediente». Estellés indicó que «hemos hecho una investigación y se ha actuado de forma directa para apartar a esta persona de las tareas o actos oficiales que pudieran suponer coincidir con las componentes de la corte».

Estellés añadió que si alguna de las partes planteara abrir expediente se haría, «pero de entrada, por iniciativa mía no porque se ha actuado en lo que era fundamental».

Por su parte, el acusado ya aseguró el viernes que no estaba de acuerdo con las manifestaciones realizadas y que hablaría con su abogado para iniciar las vías legales que fueran pertinentes.

En redes sociales defendió su inocencia y añadió que «el acusado soy yo, pero tengo la conciencia muy tranquila porque después de tantos años no creo que nadie dude del trato que he tenido con todas y cada una de las cortes. El daño que nos han hecho a mi y a mi familia es irreparable. Quien me acusa de machista, grosero y abusador tendrá que demostrarlo ante un juez». Sivera también criticó que no le hayan dado la «oportunidad de defenderme» y añadió: «Me han condenado sin pruebas y sin motivos».

Por otro lado, anoche se reunieron los presidentes de las 31 comisiones de la Federación de Benicalap-Campanar en una reunión ordinaria ya planificada, pero según el presidente, Toni Gasó, «no vamos a opinar del tema hasta que la Junta nos diga lo que hay, es decir, hasta que no tengamos una valoración oficial».

Fotos

Vídeos