«Queremos ser la comisión con más premios de Especial y superar los 16 de El Pilar»

Paco Segura, en la sede de su empresa. / jesús signes
Paco Segura, en la sede de su empresa. / jesús signes

Paco Segura Hervás, presidente de Convento Jerusalén | El dirigente valora el don de gentes y la capacidad de lograr consensos de Barrachina y destaca la maestría de Ballester para sanear las cuentas

LOLA SORIANO VALENCIA.

Paco Segura ha cogido con ilusión el reto de presidir Convento Jerusalén, comisión que cierra el ciclo de Santiago Ballester con el primer premio de Especial. El nuevo dirigente quiere aumentar el palmarés fallero.

-¿Cuál es su currículum fallero?

-Llegué a Convento Jerusalén en 1993, cuando mi hermana entró como fallera mayor de la mano de Jesús Barrachina. Se lo propuso a mi padre un día de San José.

-Y al año siguiente su hermana fue fallera mayor de Valencia... Fue llegar y besar el santo.

-Fue una dosis fallera muy importante. A todos los actos que podía ir le acompañaba porque quería vivir la experiencia de cerca.

-¿Alguna anécdota de aquel año?

-Mi hermano Jorge y yo quisimos participar en la exaltación de Laura portando el cojín y la banda y entonces había un atuendo para los que hacían esa función. Preguntamos si podíamos llevar el traje de valenciano y torrentí y dieron el visto bueno. Fuimos iniciadores.

-¿Habían sido falleros antes?

-La familia vivíamos en el barrio de San José y pertenecíamos a la falla La Amistad. Luego al cambiar de residencia hubo un paréntesis.

-¿Qué aprendió de Barrachina?

-Tenía la habilidad de poner de acuerdo a todo el mundo. Era muy amigo de mi padre y todos consiguieron abrir mucho la falla a otras comisiones vecinas y del sector.

-¿Qué valores destacaría de su antecesor, Santiago Ballester?

-Cuando entró en las directivas cogió la vicepresidencia económica y logró sanear las cuentas. Eso es ingeniería fallera y ha logrado beneficios. E inauguró el casal.

-Un acierto el casal porque se han quedado sin carpa...

-Fui uno de los que planteé la necesidad de tener un nuevo casal porque somos muchos falleros, el otro se había quedado pequeño y por los problemas de la licencia. Como aparcaba en el antiguo garaje, propusimos que era un muy buen sitio.

-¿Qué reto se marca usted?

-Respondo con humildad. La falla está saneada y tenemos muchos falleros muy bien avenidos. Hay que buscar la excelencia o hacer actividades culturales específicas. Hay un reto que me gustaría que se cumpliera: queremos ganar muchos premios en especial. Nos gustaría ser la comisión más galardonada de Especial. Tenemos 15 y El Pilar 16. La relación con esta comisión es muy buena, que conste. Ganar en infantil y grande para nosotros es casi una necesidad.

-¿Qué presupuesto manejan?

-El presupuesto global son 500.000 euros y la mitad lo invertimos en la falla porque apostamos por ella. Hay que apoyar a los artistas porque qué haríamos si nos quedamos sin ellos. La Ciudad Fallera está en situación precaria.

-¿Defiende que hay que poner en valor a los artistas?

- Hay que analizar el problema de los artistas. Cuando dan los premios citan a la comisión, que está muy bien, pero se debería de hacer más referencia al artista.

-¿Cómo definiría a sus artistas Pere Baenas y José Gallego?

-Hemos contratado a los dos mejores artistas para ganar este ejercicio. Pere tiene un taller extraordinario con un nivel empresarial, con automatización de procesos. Apuesta por la innovación y se rodea de los mejores. Y José Gallego tiene magia y don.

-¿Le gusta visitar los talleres?

-Me encanta porque soy muy aficionado a la fotografía y visitar un taller con la cámara tiene un encanto especial.

-Tanto usted como su familia son muy falleros. ¿Sus hijos también?

-Mi mujer y yo somos falleros y ellos también. A Daniela; Alejandro y Francisco les encantan las fallas. Daniela me pregunta cuándo puede ser fallera mayor infantil.

-¿Su mujer era fallera antes?

-Fue fallera mayor de Almirante Cadarso. Me invitaron a ser el rey de la parada mora en 2007 y allí la conocí. En 2008 acabé llevándola a Convento.

-Su padre era muy fallero y muy futbolero. ¿Cómo lo definiría?

-Era un grandísimo empresario. Sus válvulas de escape eran el fútbol y las fallas. Le ofrecieron ser de la directiva del Valencia, pero prefirió estar de aficionado y fue por toda Europa en grandes finales. Y en fallas, fue el que le propuso a la comisión fichar a Paco López para hacer fallas grandes.

Fotos

Vídeos