El PSPV exige a su socio de gobierno la encuesta fallera

Visita. Pere Fuset y asesores, en una reunión previa con la Interagrupación. / j. monzó

Fuset se presenta en la sede de la reunión de la directiva de la Interagrupación para abordar el malestar en los casales

LOLA SORIANO

El PSPV quiere conocer de primera mano el contenido de la encuesta que la concejalía de Cultura Festiva está realizando al mundo fallero, en concreto a 1.100 personas, entre falleros de base, presidentes y delegados de sector. El cuestionario ha resultado muy polémico al desvelarse preguntas de índole ideológica y hasta de la gestión del gobierno municipal. Si bien la concejalía que preside Pere Fuset ha argumentado que se trata de una encuesta sociólogica incluida en un plan estratégico para tener una visión global de la fiesta, la realidad es que sus socios de gobierno, tanto el PSPV como València en Comú no tenían conocimiento previo del contenido del cuestionario.

Tras conocer la polémica que había suscitado el cuestionario, el grupo socialista exigió ayer al concejal Pere Fuset conocer el contenido de las preguntas. Pidieron tener acceso a la encuesta ayer mismo para conocer el alcance del tema.

Según fuentes socialistas consultadas, esperaban que «todo se hubiera hecho correctamente, tal como dijo el propio concejal, porque de lo contrario, ya sería muy grave».

Las fuentes consultadas desconocían que el cuestionario incluyera preguntas sobre tendencias políticas cuando se trata de un estudio para radiografiar la fiesta.

Lo curioso del caso es que no es el primer plan estratégico que elabora el Ayuntamiento de Valencia, ya que con anterioridad se ha realizado uno sobre turismo y, según fuentes del sector consultadas, nunca les plantearon preguntas para conocer sus preferencias políticas.

En el caso de las Fallas, la asamblea de presidentes no sabía que se iba a hacer una encuesta con cuestiones políticas y religiosas, ni el consejo rector, ni los partidos que comparten gobierno con Compromís. Sabían que se estaba trabajando en el plan estratégico, pero no las preguntas.

El portavoz y concejal de València en Comú, Jordi Peris, afirmó que no conocía de forma previa las preguntas, pero añadió que ayer mismo habló con el concejal Pere Fuset para interesarse por el tema y que, en principio, «no tenemos previsto pedir la entrega de la encuesta».

Peris argumentó que elaborar un plan estratégico de las Fallas era necesario y que entendía que las preguntas sobre política o religión «formarían parte del diseño de la encuesta. Pere Fuset me ha trasladado que la participación era libre y que se garantizaba la confidencialidad de las respuestas».

Peris añadió que «muchas veces las Fallas están cargadas de clichés o estereotipos y esta encuesta servirá para hacer un diagnóstico o realidad del mundo fallero».

Por otro lado, ayer por la noche, la directiva de la Interagrupación de fallas se reunió en el casal de la falla de Monteolivete para valorar la polémica tras el malestar que se ha generado, ya que hoy mismo hay pleno de la Junta Central Fallera.

Pasadas las 00.30 horas, la directiva acordó esperarse a mañana, cuando hay prevista una reunión de todas las agrupaciones, para que sean los presidentes de estos colectivos los que decidan las actuaciones.

Si bien la reunión era a las 21.30 horas, a media tarde, se presentó en el casal Fuset, acompañado por el secretario general, Ramón Estellés, Javier Tejero, vicepresidente primero de la Junta, la asesora de la Junta, Susana Remohí y asesores municipales. El objetivo era ofrecer explicaciones y aclarar la polémica suscitada. Fuset aseguró que sólo hay un modelo de encuesta, que dejó leer a Hernández, e indicó que quizá ha habido algún error de interpretación a la hora de formular o entender las preguntas.

Fotos

Vídeos