Pólvora y color toman la plaza

La pólvora, durante el disparo de ayer de Hermanos Caballer. / txema rodríguez
La pólvora, durante el disparo de ayer de Hermanos Caballer. / txema rodríguez

El calor se convierte en el protagonista del décimo disparo del calendario fallero y deja 38 lipotimias atendidas por Cruz Roja Hermanos Caballer entusiasma al público con un intenso terremoto final

I. DOMINGO VALENCIA.

La pirotecnia Hermanos Caballer dejó ayer el listón bien alto para los próximos invitados a la plaza del Ayuntamiento. Con más de 220 kilos de pólvora en su disparo, el público brindó una gran ovación al finalizar los seis minutos de pólvora y color

Gustó, y mucho, la potencia del disparo y el terremoto y bombardeo finales, así como los aéreos de colores del inicio. Un combinado que llenó el epicentro de la fiesta de humo, tapando el intenso sol que lucía a esa hora. De hecho, el calor -con 23 grados de máxima en la ciudad- se convirtió en protagonista inesperado de la jornada, lo que se tradujo en 38 lipotimias atendidas por Cruz Roja (el doble que el día anterior).

Tras recibir la felicitación del público y de los asistentes al balcón municipal, José Caballer agradeció el trabajo de todo su equipo y resaltó la importancia que tiene la plaza del Ayuntamiento. «La plaza es un sitio estupendo para hacer la mascletà. Aquí intentas siempre ofrecer el máximo», dijo.

Y lo hizo un año más. Así lo apuntaron también algunos de los rostros conocidos del balcón, como las concejalas Glòria Tello y Sandra Gómez, quien calificó el espectáculo de «impresionante»; el concejal Ramón Vilar o el presidente de Les Corts, Enric Morera, que estuvo acompañado por el alcalde, Joan Ribó. Benifaió, Manises, Sagunto y Pobla de Vallbona fueron las juntas locales invitadas.

Fotos

Vídeos