Mascletà de hoy 18 de marzo: Valenciana simula el infierno en la catedral de la pólvora

Mascletà de las Fallas de Valencia.
Mascletà de las Fallas de Valencia el 18 de marzo. / Manuel Molines

La empresa de Llanera de Ranes ofrece una mascletà con un final largo, contundente y apoteósico

EFE

Valencia ha vibrado enfervorizada y se ha rendido a la elegancia y la brutalidad pirotécnica que ha desplegado este domingo Pirotecnia Valenciana en una plaza del Ayuntamiento abarrotada, que ha aplaudido la apuesta y la innovación de la penúltima mascletà de las Fallas de 2018.

Con un final aéreo atronador de 35 segundos y que concentraba cerca de la mitad de los 290 kilos de material pirotécnico reglamentado, la empresa de Llanera de Ranes ha dejado patente su sello personal e innovador, que no ha defraudado en uno de los mejores disparos de este año en la "catedral" de la pólvora fallera.

El gerente de Pirotecnia Valenciana, José Manuel Crespo, ha explicado que han apostado por "un principio elegante, novedoso, sincronizado y moderno, para dar paso a una mascletà como toca, de menos a más y muy fuerte y con un final aéreo que era la guinda" y que ha calificado de "brutal" e "impresionante".

Revive la mascletà de hoy 18 de marzo a cargo de Pirotecnia Valenciana

Ha reconocido su "apuesta de riesgo" y ha valorado que todo ha salido como lo había diseñado y el resultado ha "sido bueno" y si al público le ha encantado, se siente "satisfecho".

Crespo, que se ha dado el tradicional baño de multitudes tanto en la calle como en el balcón, ha apuntado que en cada mascletà en la plaza del Ayuntamiento, siempre dentro de su estilo, apuesta "por la innovación y por ser diferente" aunque "hasta que no acabas no sabes nunca el resultado final".

Durante el inicio del disparo, el cielo se ha impregnado de humo con los colores rojo, amarillo y azul de la senyera y ha repetido los efectos luminosos a media altura, un efecto "muy chulo", según Crespo, que estrenó el año pasado y que este domingo ha usado de forma diferente para un mismo resultado de éxito total.

El alcalde de la ciudad, Joan Ribó, que ha visto la penúltima mascletà a pie de calle, cerca de la valla que rodea el montaje del disparo, ha reconocido que ha dudado en ponerse los protectores en los oídos pero al final ha "aguantado" sin ellos y ha asegurado que "es una experiencia impresionante" y le ha "encantado".

Durante esta penúltima mascletà, las asistencias de Cruz Roja han atendido a 75 personas, 53 de ellas por lipotimias y otras nueve por objetos extraños en los ojos, cuatro por contusiones y dos por crisis de ansiedad, aunque ninguno ha requerido ser evacuado a un centro hospitalario.

Más noticias de las Fallas 2018

Fotos

Vídeos