Cabalgata del Ninot 2018: Las comisiones se acuerdan de Fuset

Una de las piezas de la falla municipal/EFE
Una de las piezas de la falla municipal / EFE

El desfile repasa la polémica encuesta y la ausencia del concejal en las asambleas

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

Era inevitable que las comisiones falleras, siempre ácidas en sus representaciones de la realidad, le recordaran a Pere Fuset, presidente de la Junta Central Fallera y concejal de Cultura Festiva, su particular viacrucis en 2017. Se espera que lo hagan en los monumentos y ayer lo hicieron en la cabalgata del ninot, que volvió a llenar de música, color y alegría las calles del centro de la ciudad en las Fallas de Valencia.

La comisión Doctor Gil y Morte-Doctor Vila Barberá (que presentó una escena con referencias a Harry Potter que fue muy aplaudida) se acordó de la ausencia de Fuset de las asambleas de presidentes, mientras que Archiduque Carlos-Chiva llevó una carroza protagonizada por un barco que se hundía rotulado con las palabras Junta Central Fallera, mientras que García Lorca-Oltà rememoró la polémica encuesta fallera que ha acabado suponiendo una sanción al Ayuntamiento de Valencia. Fuset encajó las críticas con elegancia desde el palco de autoridades.

Pero no sólo de Fuset viven los falleros. Pendientes las comisiones de la vida de la ciudad, suelen ser un buen termómetro para medir los temas que preocupan a los vecinos. Y entre los nombres hay otros que también se destacan, como el del concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi. Se acordaron las fallas de los carriles bici e, incluso, del desmontaje de las pasarelas, que si bien no ha sido decisión de Grezzi sino del concejal de Urbanismo, Vicent Sarrià, del PSPV, la opinión pública relaciona con el edil de Compromís por los atascos kilométricos que se provocan a la entrada de Valencia. Ribó también protagonizó varias escenas, como la de Quart Extramuros-Velázquez con las reinas magas o la que compartía con su teniente de alcalde y futura rival en las urnas, Sandra Gómez, en la comisión Duque de Gaeta-Pobla de Farnals.

Las fallas también se acordaron, como es habitual, de otros actores políticos. Hubo reinterpretaciones del Paco del Botánico e incluso referencias a otros líderes mundiales como Vladimir Putin, Donald Trump o el mismo Mariano Rajoy. También hubo comisiones que hicieron referencia al hecho de que Valencia ha sido Capital Mundial de la Alimentación, como la comisión Quart-Palomar, que centró toda su participación en la cabalgata en la comida. Humanista Mariner-Manuel Simó, por su parte, también fue muy aplaudida con decenas de escenas relacionadas con el paso del tiempo. Particularmente celebrada fue la presencia en la comisión de falleras y falleros ataviados como hace años, así como de decenas de ciclistas con mochila y pelo blanco que representaban al alcalde Ribó.

La pieza municipal

Pero el plato fuerte de la cabalgata del ninot, al menos el más esperado, llegó al filo de las 21.30 horas a la plaza del Ayuntamiento. Se trataba de la primera pieza del monumento que Latorre y Sanz, junto al artista Okuda, plantarán en la plaza del Ayuntamiento. La falla más importante de la ciudad, al menos hasta que se decida la ganadora de la sección de Especial (y posiblemente, incluso después), estará protagonizada por los colores y las formas geométricas que ya son conocidos de la obra de Okuda. La primera pieza entró precedida de unos 200 falleros de distintas comisiones que, ataviados con coloridas máscaras, bailaron canciones muy conocidas. Se trató de una cabeza de oso elaborada con figuras geométricas que fue muy aplaudida a su entrada en la plaza. Queda por conocer si la decisión de dejarla donde arderá en 15 días precisamente tanto tiempo antes de la Cremà es acertada, habida cuenta, sobre todo, de la amenaza de lluvia que se cierne sobre la ciudad tanto para hoy como para varios días de la semana que viene.

Más noticias de las Fallas 2018

Fotos

Vídeos