Las principales fallas ya brillan

Plantà en la Falla Convento Jerusalén - Matemático Marzal./Jesús Signes
Plantà en la Falla Convento Jerusalén - Matemático Marzal. / Jesús Signes

Artistas de Especial y Primera A ultiman los detalles en sus obras monumentales

LOLA SORIANO y ÁLEX SERRANO

La cuenta atrás para el montaje de los centros y remates de las fallas de Especial ha comenzado ya. Los artistas han ralentizado en días pasados las tareas de encaje para esquivar la lluvia y el viento, pero ahora el tiempo apremia. Hoy no parece que la lluvia vaya a hacer acto de presencia, pero esta noche y mañana habrá viento con una velocidad de 30 kilómetros hora y podría caer agua en las primeras horas de mañana.

En la plaza de El Pilar, Paco Torres empezó ayer a elevar las figuras de los cuatro remates. Fue una noche larga y con mucha grúa por delante, ya que había que ensamblar los remates de los pecados capitales, entre ellos el de la soberbia; dos dedicados a la lujuria y uno dedicado a la avaricia. Torres tuvo a muchos seguidores pendientes del operativo.

También había mucha expectación en Convento Jerusalén, donde Pere Baenas y su equipo se centraron en la pintura y en subir piezas. Una de las novedades de este año es que las piezas centrales de esta falla mirarán hacia las calles San Vicente y Matemático Marzal, y no hacía Convento Jerusalén. «Hemos decidido girar las piezas y que la escena principal mire hacia Matemático Marzal para darle más visibilidad», indicó Santiago Ballester, presidente de la comisión.

Paco Torres subió anoche las piezas de los pecados capitales ante la atenta mirada de mucho público

Esta decisión se consensuó con el artista y diseñador de la falla antes de colocar el centro de la falla, de este modo, además, estas piezas estarán enfocadas hacia el casal, el nuevo parador So Nelo y ganará campo visual, ya que la figura de la institutriz y los niños de esta historia de fantasía llevan mucho detalle de pintura en la ropa y no verán mermada su proyección por los puestos de los mercaditos. Ballester quiso adelantar que este año «habrá muchos remates, nueve, y mirarán hacia todas las direcciones, Pelayo, Convento y Matemático Marzal».

En Reino de Valencia todos los remates están arriba desde el lunes y ayer por la tarde Sergio Musoles transportó una figura grande. Hoy está previsto que lleguen las escenas donde se retratará al concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, como el payaso diabólico de la película 'Eat'; a Rajoy dando jarabe de palo con la fórmula 155 a Puigdemont o al edil de Cultura Festiva, Pere Fuset, como Pinocho.

En Exposición, el proyecto de Paco Giner ya va tomando fuerza con la novia que se prepara para lanzar el ramo. Una plaza muy avanzada es la de Sueca, donde Vicente Llácer realizó ayer todos los trabajos de grúa. Tenía que subir doce piezas, entre ellas seis remates. «El agua ya nos ha mareado bastante y había que subirlo ya todo», dijo. En Almirante Cadarso, ya se dejó ver ayer el vivo colorido del templo y del vestuario de conquistadores e indígenas. Como curiosidad, Manolo Algarra había dispuesto muchos ninots de las escenas, entre ellos el de Puigdemont, debajo de una carpa para evitar que se estropeen con el agua.

En Cuba, Vicente Martínez ya tenía acoplado el cuerpo central, con el señor con el sombrero de copa y se podían ya comprobar los contrastes de colores entre las piezas que estaban en tono sepia, como una joven y un buitre; o los que tenían más color, como la mujer que tira pintura con manchas de tigre a una fiera.

Primera A Así marcha la plantà en la categoría de plata

La categoría de plata acelera su la plantà. Como Especial, en Primera A los trabajos continúan a destajo. Hay aficionados falleros que defienden ante quien sea que la categoría de plata es donde se rencuentran los mejores trabajos año tras año. Eso es opinable. Lo cierto es que el interés que ponen las comisiones en los monumentos es el mismo que sus «hermanas mayores» y que miles de personas visitarán estos días las fallas de Primera. Muchas de ellas ya se pueden ver en la calle.

Es el caso de Periodista Azzati-San Vicente Mártir. La que era, hasta este año, la falla más céntrica de la ciudad con permiso de la plaza del Ayuntamiento, se ha trasladado unos metros hasta la confluencia de Padilla con la avenida del Oeste por razones de seguridad: su demarcación forma parte de las rutas de evacuación diseñadas por la policía. La gran Mary Poppins que Vicente Martínez propuso para el monumento «Supercalifragilísticoespialidoso» ya luce en su nueva ubicación. Los trabajos van muy avanzados. La falla, más compacta que años anteriores, pretende mejorar el quinto puesto conseguido el pasado año, también de la mano de Vicente Martínez.

Pero si hay un barrio que vive con emoción la sección Primera ese es Gran Vía. Y el Ensanche, que tiene en Gabrador Esteve-Cirilo Amorós una de sus fallas más conocidas. El monumento que Alberto Ribera ha plantado en la confluencia de ambas calles ya luce en ella, pero queda trabajo por hacer. Los ninots lucían ayer pegatinas producto del traslado del taller. Es el proyecto más ambicioso de la categoría: la comisión ha invertido 75.000 euros, a las puertas del mínimo de 80.000 que exige la sección de Especial.

Maestro Gozalbo-Conde Altea y Grabador Esteve-Cirilo Amorós tienen ya mucha falla en pie

En Gran Vía hay dos comisiones de Primera A, que junto a Almirante Cadarso-Conde Altea y las dos «Literato» conforman una buena ruta fallera para los días grandes. En Císcar-Burriana, el «Contes d'un bosc, fosc i florit» sólo se intuye en algunos de los ninots que esperan en la plaza, como en un tronco florido que espera a que el equipo de Rafael Ibáñez pueda ocupar la plaza para comenzar a levantar el monumento.

La otra comisión importante del barrio es Maestro Gozalbo-Conde Altea. Fiel al estilo que maravilló hace dos años, la comisión ha vuelto a confiar en Manuel Algarra, junto a nombres importantes del mundo fallero como los hermanos Santaeulalia, Francisco López Albert, Miguel Prim o Manuel Andrés Zarapico, para revalidar el triunfo conseguido en 2016. Su «Ego, mi, me, conmigo» ya reina en la plaza. Faldas fluidas, una pintura muy cuidada y rostros expresivos protagonizan una falla que estará terminada antes del mismo jueves.

En el centro varias comisiones siguen con los trabajos. En la plaza del Mercat, la comisión número 1 del censo continúa con el accidentado montaje de su falla en un trabajo que coordina Pere Baenas tras los problemas con el anterior artista, Antonio Verdugo. El monumento crece lentamente. Lo mismo ocurre en Quart-Palomar, que está en Primera A con un proyecto conceptual. Más lejos del centro, en San Marcelino, Paco Torres empezó ayer a subir los remates de su «Per vici o per desfici». La categoría de plata avanza en la plantà para estar lista de cara a los días grandes.

Más noticias de las Fallas 2018

Fotos

Vídeos