Los presidentes de falla quieren que Fuset vuelva a las asambleas sin condiciones

Numerosos presidentes abarrotan la sede de la falla Gayano. / jesús signes

Varios directivos critican que el concejal haga «chantaje» al exigir que se decida si quieren el congreso antes de volver

Lola Soriano
LOLA SORIANO

Los presidentes de falla dejaron anoche claro que lo importante es trabajar por la fiesta y que el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, debe regresar, pero no imponiendo condiciones. En la reunión mantenida anoche entre la Interagrupación y las más de 380 comisiones de Valencia, los directivos se mostraron enfadados por el hecho de que el edil condicione su regreso a la votación de si se quiere un congreso fallero o no, incluyendo, además, cuestiones espinosas como si el Ayuntamiento o las Fallas tienen que seguir unidos o si éstas se tienen que independizar.

Uno de los presidentes más claros fue Francisco Arlandis, de Obispo-Jaime Pérez, quien explicó: «Me da igual si se hace o no congreso, pero lo que no me importa es que intente chantajearnos, con la condición de que regresará cuando votemos si queremos o no congreso. No capitulemos». Otro directivo, Miquel Ramón, de la falla Azcárraga, indicó que «este señor dio un portazo sin dar explicaciones y nos dejó una asamblea inoperante. En mi opinión, la iniciativa del congreso debe de partir de los presidentes, y si éstos no plantean la necesidad no hace falta hablar de congreso».

El presidente de la falla Vidal de Canelles fue claro: «Si quiere volver Fuset es para que aporte soluciones, no para que venga de oyente; tiene que devolver la estabilidad». Rafa Ferrando, de Isabel la Católica, recordó que la obligación del concejal es presidir las asambleas, y añadió que no se puede permitir que siente precedentes peligrosos. «Que vuelva sí, pero tiene que acabar su mala dinámica de montar enfrentamientos en la asamblea».

Más duros fueron en la falla Juan de Mena, ya que dijeron que «nos negamos a este chantaje. Igual lo que deberíamos de votar es si Fuset es la persona adecuada para estar allí o si el alcalde debería plantearse hacer un cambio».

En la reunión se votó que Fuset regrese sin condiciones. De los 208 asistentes, un total de 190 se decantaron por esta opción, uno en contra y 17 se abstuvieron. El acto comenzó con un parlamento del presidente de la Interagrupación, Jesús Hernández, que apuntó que «lo que une a las fallas es hacer cultura y tradición». Hernández dijo que estas cuestiones las trasladó a la junta, donde destacó que «por nuestra parte sí queremos que vuelva, pero no es comprensible que se fuera sin dar explicaciones y poniendo condiciones». Opinó que no es momento de hacer el congreso e informó que ya se han convocado asambleas informativas para tratar el tema el próximo día 24.

Por último, los presidentes de fallas rechazaron hacer un gesto de protesta dándole la espalda a Ribó y a Fuset antes de la llamada de las falleras mayores. Argumentaron que no quierten restarle protagonismo al acto.

Fotos

Vídeos