Las Provincias

Fallas de Valencia

Ofrenda Fallas 2017 | Un manto para toda la Humanidad

fotogalería

Una fallera entrega su ramo a un vestidor. :: manuel molines

  • La Ofrenda a la Virgen de este año bate todos los récords de asistencia, con un total de 105.353 personas que han desfilado a lo largo de los dos días

  • El diseño de la composición floral representa la silueta de un corazón «abierto a todos los hemisferios»

«Soy fallero desde pequeñito y la Ofrenda es el acto más bonito con diferencia. Y compartirlo con ella es impresionante». Vicente participó ayer por primera vez como presidente de su falla, Sirena Delfines del Perellonet, en el tradicional homenaje a la Mare de Déu. Acompañaba a su pareja, Andrea, la fallera mayor de esta comisión: «era la ilusión de mi vida, lo he vivido con mucha emoción desde que he bajado del autobús», indicó. Sari, la madre de la joven, no podía contener las lágrimas. «Este año ha sido el más importante, especialmente emocionante», apuntó con la voz entrecortada.

  • Fotos de la Ofrenda del sábado

Las Fallas 2017 han batido todos los récords de asistencia a la Ofrenda, con un total de 105.353 personas que han desfilado a lo largo de los dos días: 55.977 el viernes, y 49.376 el sábado.

La emoción y devoción vivida por Vicente, Andrea y Sari fue sólo un ejemplo del sentimiento con el que miles de falleros completaron ayer el manto de la Virgen de los Desamparados; un vestido floral blanco, símbolo de pureza, con los adornos en rojo. En esta ocasión, el diseño de la composición floral representaba los bordes de un corazón «abierto a todos los hemisferios y en el que cabe todo el mundo», como explicaron fuentes de la delegación de festejos de Junta Central Fallera; aunque algunos de los asistentes apuntaron que el símbolo recordaba a las asas del Santo Cáliz. En el centro de la silueta del corazón, añadieron desde JCF, aparece la simbología de María y en la parte, superior, según otras fuentes consultadas, tres lágrimas rojas que podrían representar a la Santísima Trinidad. En esta línea, el diseño del manto, incluso, podría interpretarse como un guiño a la designación de las fiestas josefinas como Patrimonio de la Humanidad.

Otro de los detalles significativos del vestido floral de la Geperudeta de este año fue la inclusión de adornos de hojas de palmera en el pecho. «Está quedando precioso», apuntaron. En general, ayudó mucho que los ramos portados por las falleras estuvieran compuestos en su mayoría en forma de buqué. «Al estar todas las flores juntas y muy apretadas está quedando muy uniforme», apreciaron.

Desde la junta resaltaron también que en la peana, toda de color rojo y de dos metros de altura, se incrustaron todos los ramos de las falleras mayores de cada comisión. «Queremos recordar con cada uno de ellos, a todos los inocentes y desvalidos a los que la Virgen protege», apuntaron desde la citada comisión.

  • Ofrenda Fallas 2017 | Las Fallas se vuelcan con la Mare de Déu

  • Fotos de la Ofrenda de las Fallas 2017 del viernes (3)

Por otra parte, y a falta del recuento oficial, desde el órgano fallero creen que este año se batirán récords de participantes. Ayer concretaron que esperan cerrar la jornada con alrededor de 60.000 ramos (el viernes se contabilizaron 29.500); mientras que si las previsiones se cumplen, se superará la barrera de los 100.000 participantes. En la primera jornada de la Ofrenda, el pasado viernes, habían pasado ya por la plaza 55.977 personas, entre falleros y falleras grandes y pequeños, y músicos. El año pasado, en el primer día de homenaje a la Virgen, la cifra fue sensiblemente inferior y se quedó en 46.169. De hecho, esta Ofrenda probablemente será la más multitudinaria de los últimos seis ejercicios. «Este año, al caer en fin de semana, creemos que se podrá superar la cifra de los últimos ejercicios», añadieron.

Por último, según indicaron desde la citada delegación de la junta y confirmaron los asistentes consultados, el desarrollo de esta segunda jornada de Ofrenda fue «razonablemente rápido» y apenas se sufrieron retrasos de entre 10 y 15 minutos, según las zonas. Otras fuentes elevaron los atrasos a unos 30 minutos. No ocurrió lo mismo en la Alameda, espacio previsto para que parasen las decenas de autobuses que trasladaban a los falleros para participar en el acto. Como ejemplificó Amparo, de la falla Gloria Felicidad Tremolar de l'Oliveral, «hemos estado más de media hora parados en un atasco en la Alameda, es la primera vez que nos pasa». La huelga programada en el tranvía obligó a buena parte de las comisiones a desplazarse en autobús hasta la zona centro, por lo que aumentó el número de vehículos en la zona.