Marcha atrás con la lista de canciones no machistas

Fuset propondrá en el pleno que el sorteo de jurados de fallas sea por separado de hombres y mujeres candidatas para conseguir la paridad

LOLA SORIANO | ÁLEX SERRANO

valencia. Tras la reacción airada de los presidentes de falla, el presidente de la Junta Central Fallera, Pere Fuset, personificó ayer la marcha atrás del Ayuntamiento en la idea de plantear una lista de canciones no machistas para las verbenas de las fiestas. Lo hizo en una rueda de prensa junto a la concejala de Igualdad, Isabel Lozano, que el miércoles dijo: «Lo que sí que queremos plantear es un 'playlist' de canciones no machistas que se pueden proponer. Es una propuesta interesante que podemos abordar desde la comisión». Ayer, Fuset explicó que no fue «un anuncio, sino simplemente algo que no se descarta».

El concejal de Cultura Festiva insistió en que no se puede lanzar el mensaje de que las fallas son machistas y corrigió los datos que la Interagrupación ofreció ayer hoy en LAS PROVINCIAS, en los que decía que en las directivas «el 49% son mujeres». Fuset, tras decir que se suma a las declaraciones recogidas en este diario, quiso corregir los datos de la Interagrupación: «De las 380 fallas, hay 45 presidentas. Además, el 40% de los falleros han estado en la directiva mientras que únicamente el 20% de las mujeres han ocupado puestos de dirección en las comisiones». Fuset responde así a los presidentes, a quienes dijo que no pueden reclamar «algo que ya tienen», en referencia a la petición de libertad tanto en los monumentos como en las verbenas. «Es un discurso alarmista e irresponsable», aseguró.

El presidente de la Junta Central Fallera insistió en que el debate «importante» debe quedar para después de Fallas, pero señaló que son conscientes de que la sociedad «ha cambiado», y de que chistes que se hacían en los 90 «ahora suenan mal». «Eso ha pasado en el cómic, el cine y la televisión y estoy convencido de que también en las Fallas», dijo.

El presidente de la Junta Central Fallera desdice a la concejal de Igualdad, Isabel Lozano

El concejal hizo estas declaraciones en una rueda de prensa con Lozano convocada para presentar dos campañas, una dirigida a los casales falleros y otra a sus miembros y a todos aquellos ciudadanos y turistas que disfrutan de las Fallas, instan a fomentar el «respeto», la «tolerancia» y la «diversidad» en estos espacios y en las fiestas en general frente al machismo, la LGTBIfobia, la violencia, las agresiones sexistas, homófobas o xenófobas.

La campaña dirigida a los casales contempla la entrega a estos locales de pegatinas con el lema 'Casal faller segur i lluire de masclisme i LGTBIfòbia', con dibujos que representan un fallero y una fallera y con las manos que muestran la lucha contra la violencia de género y por la diversidad sexual. La otra campaña prevé la distribución de carteles con la etiqueta '#VolemUnesFalles' seguido de varias frases con el objetivo que se quiere lograr.

Pero las medidas del Ayuntamiento para abanderar políticas de igualdad, a pesar de que en los casales ya hace años que tienen muy asumido este tema, no sólo han centrado su atención en los ninots y en las canciones de las verbenas, también han fijado la mirada en los jurados que valorarán las fallas. Y es que Fuset quiere conseguir que haya paridad entre los hombres y mujeres que juzgarán los monumentos de 2018.

En el pleno de la Junta que se celebrará el martes, se presentará la propuesta oficial de la directiva en la que se apuesta por crear un bombo sólo para mujeres que optan a ser candidatas a jurado y otro destinado para hombres.

El objetivo es continuar con la elección del jurado por bombos, para que sea el factor suerte el que determine los integrantes, y no por elección directa del secretario general, pero se detalla que habría tres bombos: «El primero sería de candidatos y candidatas a jurado con dos años o más de experiencia» y, a continuación añade que habría un segundo bombo «de hombres que no puedan ser incluidos en el bombo uno y un tercero para mujeres que no puedan estar en el bombo uno».

En años anteriores también había tres bombos, pero estaba organizado según los años de experiencia de los candidatos. Concretamente un bombo era para falleros con más de cinco años de experiencia como jurado; otro para los que hubieran ejercido de jurado entre uno y cinco años y un tercero para falleros sin experiencia de jurado.

Al parecer, aunque el borrador que se había preparado desde una delegación era otro, este es la que finalmente ha marcado el concejal. Esta búsqueda de la paridad es la misma que Fuset ya aplicó en su directiva de la Junta, que aumentó la presencia de mujeres. Como anécdota, cabe destacar que a los cursos de jurados que organizó la Junta el 13 de enero ya se presentaron más mujeres que otros años. De hecho, asistieron 149 hombres y 96 mujeres, cuando el año anterior fueron 217 varones y 89 féminas.

Dos propuestas más

Eso sí, la propuesta de Fuset no es la única presentada, ya que hay otra de los delegados de sector y una tercera de la Interagrupación, entidad que fue la primera en lanzar una alternativa. La Interagrupación, por su parte, ya avanzó que lo que pedía era que el jurado del concurso más importante de las fallas no se eligiera por bombo, es decir que no se dejara al factor suerte, sino volver a la vía de que la elección sea responsabilidad del secretario general de la Junta y que se garantice la preparación profesional de los miembros del jurado. Y en el documento que presentan los delegados de sector, se mantiene un sistema parecido al del pasado año. Es decir, quieren bombos y que no lo elija el secretario general, pero añaden en el listado de incompatibilidades a los guionistas, poetas o bocetistas que colaboren en las fallas.

En el pleno del martes también se incluye en un punto la adhesión al pacto valenciano contra la violencia machista.

Fotos

Vídeos