El Ayuntamiento también da marcha atrás en el Consell de les Dones y pospone el análisis del papel de la mujer en las Fallas

El Ayuntamiento también da marcha atrás en el Consell de les Dones y pospone el análisis del papel de la mujer en las Fallas

El edil justifica que querían que estuvieran presentes todas las entidades de la fiesta pero que los artistas ahora están en pleno trabajo y no podrían asistir

Lola Soriano
LOLA SORIANO

El debate del papel de la mujer en las Fallas y la línea a seguir que quería marcar el Ayuntamiento de Valencia a los artistas falleros y a las comisiones se pospone a después de Fallas. De modo que el Ayuntamiento también da marcha atrás en el Consell de les Dones al paquete de medidas que querían comenzar a estudiar los colectivos representados a menos de dos meses de celebrarse las Fallas, cuando el trabajo de ninots y escenas de los artistas ya está muy avanzado en los talleres.

En principio esta misma mañana de martes el Consell de les Dones se había reunido para iniciar unos informes contra el machismo en la fiesta y para analizar los puestos que ocupan las mujeres en los casales y cómo se les representa en los ninots, pero el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset ha hecho una intervención en la que anunciaba la conveniencia de que este debate se pospusiera y se dejara para después de las Fallas de 2018, algo lógico después de las críticas recibidas por los colectivos falleros.

Después del anuncio realizado la pasada semana, esto supone una nueva marcha atrás del gobierno de Joan Ribó, ya que el pasado viernes Fuset también explicó que finalmente no se haría una lista de canciones no machistas para las verbenas, una idea que días atrás había planteado su compañera de partido, la concejal del área de Igualdad, Isabel Lozano.

Esta misma mañana Fuset de nuevo daba un paso atrás y las entidades presentes apostaron por respaldar esta petición de dejar el debate para después de las fiestas. El edil justificó la respuesta al decir que querían que estuvieran presentes todas las entidades de la fiesta, ya que los artistas ahora están en pleno trabajo y no podrían asistir.

Fuset, además, trató de quitar hierro a la polémica y ensalzó a las comisiones tras decir que en la reunión se ha comprobado que “efectivamente las fallas no se conciben como un problema, sino como una oportunidad para incidir en los valores positivos porque son reflejo de la sociedad”.

En esta reunión agradeció que se haya atendido la petición de dar cabida a todas las voces y agentes de la fiesta y “por supuesto a los artistas. Y obviamente es más fácil que se haga cuando pasen las Fallas de 2018”.

Para suavizar la polémica, Fuset dijo que todos los presentes han coincidido en señalar que las fallas son una gran oportunidad y que el objetivo es “trabajar de forma conjunta la imagen de la mujer en la fiesta, igual que se hace con naturalidad en los ámbitos deportivos, de empresa o en la publicidad”.

Fotos

Vídeos