Los juegos de luces encienden las Fallas

Luces de la Falla Cuba - Literato Azorín./Jesús Signes
Luces de la Falla Cuba - Literato Azorín. / Jesús Signes

Cuba sorprende con un tubo arcoíris, Sueca brilla con la portada y Malvarrosa ilumina el cielo con cúpulas | Ruzafa puso ayer a prueba la efectividad de las vías de evacuación, de emergencia y el cierre del túnel de Gran Vía

Lola Soriano
LOLA SORIANO

Los valencianos tenían ayer ganas de poner a prueba sus sentidos y disfrutaron con el juego de luces, música y creatividad de las fallas que apuestan muy duro en el concurso de iluminación. El momento mágico comenzó a las 20 horas en dos plazas: la de Sueca y Malvarrosa. Las dos comisiones iluminaron el cielo a la misma vez y el público tuvo que elegir si se quedaba en la zona marinera para ver la apuesta de Malvarrosa o si se acercaba a Ruzafa, en un año donde se pone a prueba la efectividad del refuerzo de la seguridad. El túnel de Gran Vía se cerró al paso de viandantes y la gente tuvo que optar por llegar desde la calle Alicante o por el puente de Amparo Iturbi.

El proyecto de Malvarrosa tenía como plato fuerte cinco grandes cúpulas en homenaje a San Nicolás y dos majestuosas torres helicoidales, pero además, en la parte central sorprendieron unas piezas cuadradas, que parecían marcos de cuadros, que estaban dispuestos en distintas posiciones y sobre los que se hacía barridos de luces. Una de las piezas de música que emocionó al numeroso público congregado fue ‘Homecoming’ de Thomas Bergersen.

En Sueca-Literato Azorín, la portada de 20 metros con forma de letra H que rendía homenaje a todas las fallas que iluminan Valencia deslumbró. Si bien el pasado año esta comisión hizo un alto en el camino y no encendió las luces al ritmo de la música, anoche sí lo hicieron y convencieron con la sincronía de luces y sonidos con canciones como ‘Empire of Angels’ de T. Bergersen, mismo autor que en Malvarrosa. Y dieron gracias a los vecinos por la comprensión y tolerancia. Poco después llegó el estreno en Cuba-Puerto Rico, que gustó por la explosión de color y por los efectos de los colgantes y cenefas.

Si Malvarrosa y Sueca trataron anoche de arrebatar la medalla de oro a Cuba-Literato Azorín, la falla que preside José Juan Giménez luchó con fuerza para mantener el primer premio eso sí, se hizo de rogar, porque no se hizo el encendido hasta las 21 horas y el público estaba cansado de esperar.

La gente se quedó con la boca abierta al ver reflejados unos números de cuenta atrás y cuando se dibujó un túnel de luces con forma cuadrada y que simulaba un caleidoscopio y que, al igual que el citado invento, permitía ver el arcoíris, formas florales y formas geométricas de colores que conducían la atención hacia la falla que está plantando Vicente Martínez donde el tema protagonista son los filtros de color.

El rosetón que estaba junto a la plaza tuvo un encendido espectacular. Cuba parecía una discoteca y la gente bailó al ritmo de dos canciones: ‘Lisa Gerrard’ de Pink Floyd y ‘Believer’ de Imagine Dragons.

Cuba no sólo apostó por el juego de luces, además, envolvió al público con el sonido, ya que se acompañó el espectáculo de 124 canales de audio y dieciséis alas laterales.

A la hora de hacer la transición del espectáculo de Sueca al de Cuba, el público se vio obligado a dar más rodeo que otros años, ya que la calle Literato Azorín, entre Cuba y Sueca, estaba considerada este año vía de interconexión entre las vías de evacuación de los espectáculos y estaba cortada al público y los viandantes tenían que buscar la calle Puerto Rico para llegar al último encendido. Policía y Bomberos estuvieron atentos al operativo, bajo la dirección de la edil de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato.

Los que no estaban contentos fueron los comerciantes y hosteleros. Había dos tramos de calles cortadas y se adelantó la retirada de terrazas de 19.30 horas a 2 de la madrugada y la decisión no ha gustado.

El premio de las luces se sabrá hoy, ya que el secretario general, Ramón Estellés, indicó que por la mañana firmarán las actas los jurados. Entre ellos, Antonio Cortés, fotógrafo que representó este año al rey Melchor.

Más noticias de las Fallas 2018

Fotos

Vídeos