La Junta Central Fallera pide a delegados que no beban alcohol en actos de servicio

Las falleras mayores de Valencia, Rocío Gil y Daniela Gómez, con sus cortes y autoridades. / j. signes
Las falleras mayores de Valencia, Rocío Gil y Daniela Gómez, con sus cortes y autoridades. / j. signes

Fuset dice que «la actitud no es general» pero aboga por evitar que se repita el uso de un lenguaje machista con la corte de honor

LOLA SORIANO

valencia. El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, confirmó ayer que el delegado de sector y hasta ahora vocal de Festejos, Paco Sivera, ha sido apartado de sus funciones tras las acusaciones recibidas de varias componentes de la corte por el uso de un lenguaje machista referido a las jóvenes durante una de las galas de los playbacks celebrada en la sala Canal. Esta ha sido la primera medida que se había tomado, pero no la única. De hecho, el concejal de Cultura Festiva y presidente de la Junta, Pere Fuset, anunció ayer que la Junta Central Fallera ha comunicado la orden a los delegados de no consumir alcohol en actos de servicio.

El edil insistió en que de momento se ha tomado la medida cautelar de apartar del área de Festejos a Sivera. «La Junta le comunicó la decisión que había tomado la propia delegación de Festejos de apartarlo de su labor de voluntariado. La propia delegación consensuó la decisión».

Pere Fuset apuntó que había escuchado la versión de las componentes de la corte y del delegado «y el relato que comentan las chicas me parece veraz y si los hechos son ciertos, porque no dudo de lo que han manifestado, son suficientes para ofenderse».

Llegado este punto, y en este contexto concreto, en una conversación con periodistas tras una rueda de prensa anunció la medida de la prohibición de consumo de alcohol mientras se esté de servicio. «Todos tenemos que ser especialmente vigilantes para que los delegados de sector, mientras hacen su trabajo, no consuman alcohol». Y fue cuando añadió que ha pedido a la organización -referido a la Junta- que «vigile que no se consuma alcohol» en ningún acto de servicio o festejo.

De hecho, el secretario general de la Junta, Ramón Estellés, explicó ayer que hace días se transmitió esta petición. «El vicepresidente de Festejos comunicó la petición tanto al sitio donde se celebran los playbacks, como a los miembros de la delegación, que son los que podrían consumir y servir, pero que quede claro que no se trata de un asunto generalizado, porque la gente se entrega en sus tareas».

Aclaró que una cosa es la cena que se sirve en la sala, que corre a cargo de la Junta, y otra distinta el consumo que alguna persona pudiera hacer a posteriori.

Esta petición se ha formulado justo después de que varias componentes de la corte denunciaran que habían recibido comentarios de tipo machista en un acto donde la persona acusada estaba junto a las jóvenes, pero en ningún momento el edil hizo referencia a los acompañantes de la corte ni tampoco este periódico.

La medida provocó ayer un alud de críticas, ya que hubo gente que temió que se pudiera entender como un problema generalizado, por eso, luego el concejal matizó que con esta medida se trata de prevenir, a modo de aviso a navegantes. «Tenemos que poner en orden determinados comportamientos». También dijo que el objetivo era «evitar que una situación así se pueda repetir he pedido que a partir de ahora se compruebe la prohibición de que efectivamente no se consume alcohol en actos de servicio en Junta Central Fallera, algo que en cualquier caso hay que aclarar que nunca ha sido una actitud generalizada sino más bien todo lo contrario».

Para tratar de apaciguar los ánimos, y con el fin de que no se entendiera como un asunto generalizado, el edil también envió un mensaje de móvil a delegados en el que añadió que «nadie debe poner en duda la profesionalidad que desde su voluntariado ejercen las personas que altruistamente se entregan por la fiesta y, más concretamente, con sus máximas representantes».

En cuanto a los próximos pasos que darán para resolver el tema de los comentarios machistas, Fuset insistió en que lo importante era tomar medidas cautelares y que la corte no volviera a coincidir con esta persona. «La prioridad es el bienestar de la corte», pero añadió que a partir de ahora las decisiones estarán en función de las actuaciones que decidan las partes.

Denuncias

En todo caso, aclaró que «la cosa no se va a quedar aquí». Recordó que hace dos semanas ya se le apartó de los actos, ya que las afectadas habían solicitado no coincidir con él, pero no pidieron su dimisión como miembro de la Junta ni se cuestionaron denunciarle. Igualmente lamentó que Sivera citara el nombre de una chica en un mensaje de móvil que envió a miembros de agrupación y delegados de sector».

Quien sí ya anunciado que denunciará el tema es el propio Paco Sivera. Aseguró que está en manos de su abogado aunque indicó que todavía no se ha hecho efectiva la denuncia judicial.

Si bien el edil se preguntó ayer contra quién iría la posible denuncia, si contra la corte, la Junta o contra él, Sivera lo aclaró ayer. «Las menos culpables de todo son las chicas, no les tengo rencor. Quiero dejarles fuera del tema, que pasen un buen año y siempre he respetado a la corte. El que tiene que estar vigilante es Fuset porque sólo salimos en los medios por problemas».

Más

Fotos

Vídeos