La Interagrupación mantiene la reunión con los presidentes pese al acercamiento de Fuset

El edil Pere Fuset tiende la mano al presidente de la Interagrupación, Jesús Hernández. / m. MOLINES

El edil da el primer paso para establecer puentes de diálogo con los falleros tras el abandono masivo de la asamblea como señal de protesta

LOLA SORIANO VALENCIA.

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, ya ha dado el primer paso para retomar el diálogo con los presidentes de falla, a través de la Interagrupación. Un mensaje de móvil primero, y luego una llamada, sirvieron para tender los primeros puentes para solucionar la tensa situación existente a cinco meses de las Fallas. A pesar de ello, desde la Interagrupación explican que mantienen la convocatoria con los presidentes de falla del jueves para valorar los últimos acontecimientos y para que sean los presidentes los que decidan las medidas a tomar.

El anuncio lo realizó ayer el concejal Pere Fuset durante una comparecencia para explicar los actos pirotécnicos del 9 d'Octubre, justo un día después de que la portavoz socialista, Sandra Gómez, argumentara que Fuset tenía que dar el primer paso. Además, llega un día antes de la reunión del tripartito prevista para hoy, donde a buen seguro el tema de la crispación de los falleros iba a ser protagonista.

Este acercamiento se produce justo después del acto de protesta que los presidentes realizaron el martes por las continuadas ausencias de Fuset. La mayoría abandonó la asamblea tras leer un comunicado en el que se pidió al alcalde, Joan Ribó, que obligara a Fuset a volver a las asambleas y a los plenos o que nombrara a otro representante municipal.

Si en días anteriores ambas partes admitían por separado que la única solución era conversar, hasta ayer no se tendió el puente. Según detalló Fuset, el jueves por la noche envió un mensaje de móvil al presidente de la Interagrupación para realizar esta invitación al diálogo en primera persona, ante la imposibilidad inicial de hablar por cuestiones de agenda. Y la respuesta llegó ayer al mediodía, cuando Hernández mostró su disposición a intercambiar impresiones.

El presidente de la Interagrupación agradeció el gesto. Reconoció haber conversado por teléfono con el edil y, de hecho, en la noche de ayer ya pudieron intercambiar unas primeras impresiones porque coincidieron en la gala de despedida de las falleras mayores de Valencia de 2017, Raquel Alario y Clara Parejo, y sus cortes, un acto que se celebró en un restaurante de La Patacona.

El edil recordó que lo que ha hecho es reiterar la voluntad de diálogo «porque ha habido invitaciones en el pasado, también del alcalde, y no fueron atendidas».

Acerca de cómo valoraba el acto masivo de protesta de los presidentes, expresó su «máximo respeto a lo que una parte de los 380 presidentes hizo. Es la manera que tienen de manifestar su deseo de que vuelva a presidir las asambleas». Y añadió que lo que la mayoría de falleros quiere es «una situación de normalidad» y dijo que esto será «más fácil cuando se haya tomado la decisión de si quieren convocar o no un congreso. Los falleros podrán expresarse democráticamente y con las incógnitas despejadas, podremos seguir trabajando». Fuset añadió que las asambleas «no necesitan políticos que las presidan pero sí falleros porque los acuerdos son entre falleros». E insistió en que la situación «se arregla de una manera, que no es chillando, sino hablando».

También indicó que el lunes la Interagrupación se reunirá con la Junta para hablar de las sesiones en las que se analizarán los pros y contras de un posible congreso.

Fotos

Vídeos