La Interagrupación de Fallas trata de revocar la dimisión de su secretario

Reunión de la Interagrupación a comienzos de este mes. / jesús signes
Reunión de la Interagrupación a comienzos de este mes. / jesús signes

Josep Ynat asegura que la decisión «está tomada» pero señala que habría «mucho que hablar» para que siguiera en la junta de Jesús Hernández

ÁLEX SERRANO

valencia. Días de muchas conversaciones en el seno de la Interagrupación, la entidad que engloba a la inmensa mayoría de las fallas de la ciudad de Valencia, después de que el pasado lunes su presidente, Jesús Hernández, y su segundo, Pedro Pons, acudiera a una manifestación que terminó con altercados violentos. El dirigente fallero y su junta directiva intentan convencer al secretario, Josep Ynat, de que no dimita, pero este asegura que la decisión está tomada.

Las ramificaciones de lo ocurrido el lunes por la tarde en Valencia amenazan con provocar un nuevo terremoto en el mundo de las Fallas, inmerso en el momento en un conflicto abierto con el concejal de Cultura Festiva y presidente de la Junta Central Fallera, Pere Fuset, que ya no acude a las asambleas. Por eso, es intención de Hernández, como explicó ayer mismo a este diario, calmar las aguas. «Tenemos una reunión el martes e intentaremos convencer a Josep de que no dimita», comentó Hernández, que dice comprender «el cabreo de parte del mundo fallero pero me gustaría que entendieran que iba a título personal». El presidente aprovechó de nuevo para condenar «cualquier tipo de violencia». «Cuando los ultras se pusieron a mi lado, que tuve esa mala suerte, me fui a la otra punta», relató Hernández.

Por su parte, Ynat, en declaraciones a LAS PROVINCIAS, confirmó que la decisión de dimitir está tomada y asegura que es muy difícil que cambie de opinión. «Yo soy un fallero más y seguiré trabajando por las Fallas sea donde sea, pero con las fotos del otro día, que yo estoy seguro de que Jesús (Hernández) fue con buena voluntad, pero con esas fotos nos hemos ganado que ahora Fuset se escude en que Jesús no esnuestro representante legítimo», comentó Ynat, que adelantó que o podrá acudir a la reunión del martes por la noche. Sin embargo, abre la puerta a seguir en la junta: «Habría mucho de lo que hablar».

El mismo presidente de la Junta Central Fallera dijo ayer, a través de un comunicado en las redes sociales, que no puede admitir «que la imagen de las Fallas se vea de ninguna manera, directa o indirecta, relacionada con las brutales imágenes de agresiones de extrema derecha». «Ninguna actitud personal o de un grupo debe manchar la imagen de un inmenso colectivo de miles de valencianos y valencianas, plural, unidos por la fiesta y respetuosos con la diversidad de ideas dentro de la misma. No lo podemos permitir», indicó el edil.

Fotos

Vídeos