Interagrupación, PP y Ciudadanos exigen diálogo antes de decidir

L. S. VALENCIA

El presidente de la Interagrupación de Fallas de Valencia, Jesús Hernández, opina que «hay que buscar una fórmula para que el cambio de un día festivo local no perjudique a otra fiesta». Opina que «habría que sentarse a hablar con los vicentinos y con la Iglesia antes de ir más allá con este tema».

A título personal, añade que «como fallero sería una decisión que me podría parecer fenomenal, pero «como vicentino creo que es un tema que no va a sentar nada bien».

Por su parte, desde la oposición municipal, el representante del grupo popular, Alfonso Novo, aseveró que el ejecutivo local «no debe de intentar taparlo todo hablando ya de la festividad de dentro de un año». Novo criticó el 'tic' «del equipo de gobierno municipal para a la mínima oportunidad, cargarse la festividad del patrón de la ciudad».

Por ello, dijo que «nosotros, en principio, no somos favorables a que esto sea así». No obstante, Novo apuntó que «si todo el mundo lo consensúa y está de acuerdo y quieres tienen que tomar la decisión avalan, apoyan y confirman que esa opción es la mas adecuada para que 18 de marzo sea festivo, el PP se sumará a ese consenso».

El grupo municipal Ciudadanos pidió al alcalde Joan Ribó «diálogo y consenso» para abordar dicha modificación con las partes afectadas. El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, dijo que la postura de su grupo ante la citada propuesta es «la misma posición que ha mantenido durante toda la legislatura y la que tendrá siempre, pidiendo diálogo y consenso para llevar adelante cambios de este tipo».

Fotos

Vídeos