Gómez se pone al servicio de los artistas en plena crisis de Fuset con las fallas

José María Picó recibe el galardón. / Josep v. zaragozà
José María Picó recibe el galardón. / Josep v. zaragozà

José María Picó, Rocío Gil y Daniela Gómez, reciben el máximo galardón del Gremio de Artistas Falleros

S. V.

El Gremio de Artistas Falleros celebró ayer su fiesta grande con un acto en el salón Forsañ de Massanassa. Se trata del evento central del año para la entidad que engloba a los artistas falleros de la ciudad. Los galardones recayeron sobre la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento, la dirigente socialista Sandra Gómez, y en José María Picó, padre de la concejala de Ciudadanos Amparo Picó y secretario general de la Junta Central Fallera en la década de los 70. El máximo galardón, el Ninot d'Or, también lo recibieron las falleras mayores de Valencia de este año, Rocío Gil y Daniela Gómez de los Ángeles. Entre los agremiados, los premiados fueron los artistas Antonio Fornés, Inmaculada Ibáñez, José Jarauta y Vicente Llácer. Además, se impusieron las insignias de plata a los artistas ya jubilados. Este año los reconocidos fueron Francisco Carrasco Lazán, Juan Carlos García Ibáñez, Miguel Ángel Serrano Egea y Vicente Torres Sánchez.

El discurso de la primera teniente de alcalde fue muy comentado porque en él puso en valor «la calidad humana» y el «compromiso social» del gremio. Gómez valoró que la entidad reconozca «a quienes gobernamos por el hecho de cumplir con nuestra obligación de trabajar por un sector económico de nuestra ciudad que nos ha convertido en Patrimonio de la Humanidad». «Sabemos que los artistas necesitáis mucho más apoyo dentro de casa, como ayudaros en la formación y desarrollo de vuestra profesión, en los retos de los nuevos tiempos», dijo Gómez: «Pienso trabajar cada día para agradecer vuestra confianza y gratitud, convencida de que os podéis convertir en el buque insignia de este Patrimonio».

Fotos

Vídeos