Fuset sube un 20% el presupuesto de la falla municipal en año electoral

La falla municipal de Latorre y Sanz y Okuda. / damián torres
La falla municipal de Latorre y Sanz y Okuda. / damián torres

El maestro mayor del gremio opina que la subida es escasa y pide a las comisiones que inviertan más en los proyectos de 2019

LOLA SORIANO

valencia. Las fallas municipales de 2019 contarán con mayor dotación presupuestaria. La falla grande pasará de una asignación de 170.000 euros de este año a 205.000 euros y la infantil, de los 25.000 euros de 2017 a 28.500 euros.

El aumento, anunciado ayer por el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, durante la presentación de las bases del concurso para las fallas municipales, coincide con el año electoral, ya que en mayo de 2019 hay elecciones municipales. Durante los tres años anteriores, de 2016 a 2018, el tripartito había mantenido la congelación del presupuesto en 170.000 euros, pero ahora plantea una subida del 20,5% en la falla grande y del 14% en la infantil.

Fuset dijo que en esta subida se ha calculado que «10.000 euros los invertirá el artista en la grúa y otros 5.000 euros en la decoración y tendrán un 10% de aumento, es decir, 20.000 euros más para falla que este ejercicio». No obstante, LAS PROVINCIAS confirmó que el presupuesto de 170.000 euros de la falla firmada por Okuda con los artistas Latorre y Sanz también incluía la grúa y la decoración del monumento.

El edil anima a diseñadores valencianos y arquitectos a unirse con artistas falleros

Con este aumento se llega a cifras similares a las de 2012, cuando la falla grande costó 200.000 euros y la infantil 25.000 euros, pero no bate récord. El portavoz del gremio de artistas, Ximo Esteve, recordó que «un año llegó a 260.000 euros».

Fuset detalló que la intención es «ir aumentando esta cantidad de forma progresiva en función del presupuesto municipal de cada año».

Desde el grupo popular, el portavoz Eusebio Monzó, explicó que «es curioso que se presuma de aumentar el presupuesto cuando lo que es muy triste es que cuando el Ayuntamiento tiene el presupuesto más alto de la historia y dispone de más recursos que en el periodo de la grave crisis, el alcalde no lo refleje en el presupuesto municipal para priorizar a las fallas». Además, Monzó recordó que en los años «de máxima dureza de la crisis, de 2009 a 2012, el PP aumentó los presupuestos a 230.000 euros y 29.000 euros».

El maestro mayor del gremio de artistas, José Ramón Espuig, opinó que está «de acuerdo con las bases, pero el presupuesto ha subido poco, porque una vez pagada la grúa y la decoración, queda poco. A ver si el año que viene sube otro 10%», dijo.

Artistas consultados por LAS PROVINCIAS como Manolo García, opinaron que son cantidades que se quedan cortas y por eso dudaba si presentarse o no «porque una falla municipal, para ser digna, y no perder el artista dinero, debería rondar los 300.000 euros». Otros artistas que descartaron ayer presentarse, por estar centrados en otras tareas, es la saga Espinosa. Latorre y Sanz, que este año han firmado la falla con el diseño de Okuda, explicaron que están terminando unos encargos urgentes y que todavía no habían valorado el tema. Eso sí, Latorre reconoció que «mucha gente nos ha dado la enhorabuena y ha sido comentada a nivel internacional». Dijo que tienen perspectivas de colaboración con Okuda y a la espera de proyectos con artistas internacionales.

Espuig y Esteve indicaron que barajaban si presentarse o no, pero que estaban a la espera de la contestación de un diseñador. «Eso sí, si optamos, apostaríamos por diseño valenciano, no hace falta buscar profesionales fuera. De hecho, el año pasado nos presentamos con Jaume Chornet, de la Politècnica, y un equipo valenciano», según Esteve.

Fuset quiso hacer un llamamiento para que haya una respuesta al concurso por parte de los artistas falleros. Sobre la opinión vertida por el presidente de la Interagrupación, Jesús Hernández, de que había que reflexionar sobre la publicidad que se ha hecho con el dinero de los valencianos al diseñador Okuda, Fuset respondió que «este año la falla debe recordarse como la falla de Latorre y Sanz con diseño de Okuda». También dijo que el proyecto «ha marcado un hito» y añadió que «es útil lanzar el mensaje a los diseñadores y arquitectos valencianos de que pueden colaborar con artistas falleros para introducirse en una fiesta que han vivido de espaldas. Que se piquen y participen».

El edil indicó que el jurado lo elegirán entidades falleras que no quiso avanzar. Desde el grupo popular, Monzó propuso que «sean las 390 comisiones las que elijan los monumentos municipales y que sea obligatorio presentar bocetos».

Fuset dejó ayer claro que los artistas «defenderán sus propuestas con entrevistas y con ideas, pero no con bocetos». Además, propuso que las comisiones pongan fin a la guerra de bocetos, «y que confíen en las ideas de los artistas». Y también indicó que apoya la campaña bautizada como 'Quiero falla' iniciada en redes para concienciar a las comisiones de que es importante que se invierta más presupuesto en la falla y que no se vaya todo al ocio nocturno. Espuig, dijo que «hay comisiones que nos proponen por 1.500 euros hacer la falla grande y la infantil». Y recordó que en Alicante para entrar en el concurso hay un mínimo de 6.000 euros. Fuset indicó que en la clasificación del pasado año se marcó ya un mínimo de 600 euros, pero añadió que «yo propondré que se revise, pero la última palabra la tiene la asamblea de presidentes».

Por su parte, la concejal popular M.ª Àngels Ramón-Llin, indicó ayer que en el pleno de hoy defenderá una moción para pedir que se aclare el desarrollo de las Fallas de 2018. «Ha habido una descoordinación total en los permisos, cuando había muchos firmados en diciembre y luego les pidieron cambios. Además, la ciudad fue un macrobotellón y no han mantenida limpia la ciudad ni los urinarios a pesar de contar con 1,5 millones de euros».

Más

Fotos

Vídeos