Fuset revalida a la Junta y nombra vicepresidente a Dani Buj

El concejal Pere Fuset y su directiva de la JCF, con la incorporación de Daniel Buj (d). / irene marsilla
El concejal Pere Fuset y su directiva de la JCF, con la incorporación de Daniel Buj (d). / irene marsilla

El edil elogia la labor de la dimitida De Julio y se marca como reto poner en valor a los artistas y a los delegados de sector

LOLA SORIANO VALENCIA.

La directiva de la Junta Central Fallera repite casi al completo. El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, revalidó ayer las vicepresidencias y sólo hizo un cambio tras la renuncia voluntaria de la vicepresidenta de Protocolo y Juntas Locales, Estefanía De Julio.

La única incorporación fue la de Daniel Buj. Se trata de una directiva de continuidad en un año de elecciones. El edil reconoció el trabajo de Estefanía De Julio «en Protocolo y su apuesta por poner en valor la indumentaria que forma parte del reconocimiento de las Fallas como Patrimonio Inmaterial».

Fuset explicó que mantiene a Ramón Lluch y a Susana Remohí como asesores y que habrá dos vicepresidentas: Montse Catalá y Inma Guerrero y tres vicepresidentes: Javier Tejero; Pepe García Bosch y Daniel Buj. De este último repasó su curriculum, tanto como presidente de la Interagrupación (2007-2011) y de Quatre Carreres y su dedicación en la Junta en Festejos, Promoción Exterior y estos años en Protocolo. «Dani aportará mucho y se lo merecía», indicó el edil.

Fuset no dijo qué cartera ocupará cada uno y mantiene de secretario general a Ramón Estellés, que ha transmitido calma en momentos difíciles como en las ausencias de Fuset de las asambleas. También Javier Tejero, que supo llevar la presidencia accidental.

Entre los retos Fuset cita «inculcar la campaña 'Volem falla' para que se dé más importancia a la falla y a los artistas; dar más visibilidad a la mujer fallera; trabajar el ámbito de la juventud y empoderar a los delegados de sector».

El edil del grupo popular, Félix Crespo, apuntó que «ha cambiado cuatro equipos en tres temporadas. Su hoja de ruta está marcada por la inestabilidad orgánica, reflejo de la ausencia de un proyecto convincente y con la voluntad de politizar la fiesta. Ha cesado a un secretario general, han dimitido tres delegados, los responsables de Juntas Locales; Festejos y Medios, así como el secretario de la delegación de Falla y la destitución de las delegaciones de Publicaciones y Juntas Locales».

Fotos

Vídeos