Fuset mantiene la exigencia de que los falleros voten si quieren congreso

Asamblea extraordinaria de presidentes del martes. / jesús signes
Asamblea extraordinaria de presidentes del martes. / jesús signes

Cultura Festiva afirma que si los presidentes toman una decisión el edil volverá, pero en caso contrario seguirán las ausencias

LOLA SORIANO VALENCIA.

Los presidentes de falla tienen marcado en el calendario el 14 de noviembre para decidir si quieren convocar en los próximos meses un congreso fallero para cambiar el reglamento. Si bien la fecha se comunicó en la pasada noche del martes en la asamblea extraordinaria de presidentes, fueron varios los directivos que lanzaron la pregunta de qué pasaría si deciden no pronunciarse, es decir, no votar. El presidente de Plaza de Jesús fue el primero en poner la cuestión sobre la mesa y desde la comisión de la Merced pidieron que se transmitiera que no querían votar y la respuesta que facilitaron ayer desde la concejalía de Cultura Festiva fue muy clara. «Si no se decide la cuestión, el planteamiento del concejal sigue siendo el mismo, no ha cambiado. Si no hay novedad, se mantendría la situación hasta que se decida si quieren o no la vinculación de las fallas con el Ayuntamiento».

Desde la concejalía recordaron que el edil había recibido peticiones de convocatoria del congreso y que, además, el concejal quería conocer la relación que los falleros quieren con el Ayuntamiento «para que no se use su presencia con la politización de la fiesta». Por todo ello, sentenciaron que «cuando los falleros decidan libremente si quieren o no un congreso, volverá».

En la reunión del martes, el vicepresidente primero de la Junta, Javier Tejero, aseguró que el concejal tiene previsto volver a final de noviembre, una vez se votara el día 14 la disyuntiva congreso si o no, pero queda claro que la presencia está condicionada a la votación. En la concejalía indicaron que «si se decidiera no decidir nada, el planteamiento sería el mismo de hoy y si toman la decisión, volverá».

Rafa Ferrando, presidente de Isabel la Católica, opinó en la asamblea que «los presidentes no queremos posicionarnos. Queremos que vuelva el concejal Pere Fuset y luego ya hablaremos de si congreso sí o no». El presidente de la Nova d'Orriols, Borja Oller, apuntó por su parte que «quien ha marcado la hoja de ruta debería de estar aquí». Y desde la falla Monte de Piedad añadieron que «nos están marcando la hoja de ruta cuando deberíamos marcarla nosotros». Por su parte, Jesús Hernández, presidente de la Interagrupación de Fallas, opinó que dado que se les pide que voten, «si todas las comisiones lo tenemos claro, votemos y hablemos de fallas».

Fotos

Vídeos